La biotecnología de insectos ofrece nuevas soluciones al campo

Maximizar el uso de los recursos y reducir el impacto ambiental es la meta de muchas empresas del sector agrícola. Tal es el caso del laboratorio AMSlab y el Grupo Iñesta quienes se unieron para investigar y realizar experimentos con el uso de insectos empleados para aprovechar residuos industriales agroalimentarios. Aplicación de “biotecnología” es la clave.

Los laboratoristas lucenses  junto a los fabricantes de fertilizantes y abonos para cultivos de Alicante, buscan crear nuevos y mejores insumos agrícolas. Para ello utilizarán insectos que son fuente de proteínas y lípidos que enriquecerán los subproductos.

Se pretenden obtener extractos bioactivos a base de lípidos y aminoácidos y/o péptidos con potencial agronómico. Luego, serán incluidos al menos en una formulación final comercializable con potencial bioestimulante, anti-estresante y/o inductor de defensas, a partir de una nueva fuente animal renovable como son los insectos”, señala la información suministrada por el consorcio y publicada en el portal Tierras.

Leer más

Uso de fertilizantes se regiría por un nuevo reglamento

Nuevo reglamento de fertilizantes comenzaría a cumplirse en el 2022

Recientemente, gobiernos de los 28 países miembros de la Unión Europea aprobaron por unanimidad el nuevo Reglamento de Fertilizantes. La legislación que espera ahora por la revisión formal del Consejo Europeo y el Parlamento, deroga la actual norma sobre abonos, vigente desde el año 2003.

El reglamento será de obligatorio cumplimiento a partir del 2022. Es decir, tres años después de su publicación en el Diario Oficial de la UE. Está basado en el Plan de Acción de la Economía Circular propuesto por la Comisión Europea en el 2015. Establece la apertura de un mercado único para los fertilizantes orgánicos, límites en la utilización de sustancias tóxicas y criterios de etiquetado. Leer más