Skip to main content

Una campaña publicitaria de la ONGD Justicia Alimentaria genera controversia. El slogan es “Los mercados se mueren” y la imagen que le representa es una naranja podrida. El Gobierno la apoya, pero las Cámaras de Comercio de la Comunitat Valenciana, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y la Generalitat le han solicitado que le retire el respaldo.

Para los entes valencianos la foto y estrategia es perjudicial. Se trata de una campaña que desprestigia y agrede a los mercados municipales, expresaron Maribel Sáez (la directora general de Comercio, Artesanía y Consumo de la Generalitat y Nuria Montes (consellera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo). Así lo señalaron en una carta que enviaron a los ministerios de Asuntos Exteriores y de Derechos Sociales, a los cuales se les exigió la “retirada inmediata”.

Para Montes, resulta inadmisible que Ejecutivo Nacional brinde apoyo a una campaña que violenta sin justificación a los mercados valencianos. “Nuestros mercados municipales y nuestros productos son un referente en calidad y en gestión en todo el mundo (…) Lejos de proteger a los mercados, los perjudica gravemente, poniendo en peligro el puesto de trabajo del medio millón de personas que están ocupadas en los mercados municipales de toda España”, aseveró la consellera.

Foto: justiciaalimentaria.org

En la carta enviada a los ministerios se resalta que en la Comunitat existen 149 mercados que poseen 4.244 paradas. Esta actividad genera unos 10.600 empleos directos y de ellos el 65% lo ocupan mujeres. Además, repudiaron que se usara la imagen de una naranja podrida, pues esta fruta es símbolo de identidad valenciana. “Es una manipulación que desprestigia a la naranja y, con ella, la oferta de nuestros mercados”.

En este sentido, en la Asociación Valenciana de Agricultores manifestaron estar indignados. En la propaganda no solo aparece una naranja podrida, sino también una pera y un limón descompuestos. A ellos les antecede la frase “reclama tu mercado para que sea público, local, justo y verde”. A juicio de Cristóbal Aguado, presidente de AVA-Asaja la acción “puede dañar gravemente su consumo en plena campaña al depreciar la calidad de las frutas nacionales”.

Que se retire y se rectifique inmediatamente la campaña es la exigencia de las autoridades. Mientras, esta publicidad ya inunda con carteles la ciudad de Barcelona. Se espera que la campaña continúe por València, Sevilla, Madrid, Bilbao, Zaragoza y otras urbes españolas.  También, se puede leer el proyecto y firmar en la página de internet de la ONGD el apoyo a la campaña.

Foto: justiciaalimentaria.org

En su portal web Justicia Alimentaria señala que “los mercados municipales fueron creados como un servicio público destinado a garantizar el abastecimiento de alimentos a la población, en especial los alimentos frescos. El problema es que los mercados se mueren y nos los están quitando de las manos sin que nos demos cuenta. Las imposiciones de la alimentación global, la irrupción de los supermercados, la canibalización del espacio con la excusa de la remodelación, la privatización de un servicio público y la tendencia de transformar algunos mercados en museos y templos gourmet está modificando la verdadera esencia de los mercados”.