El olivar favorece al cambio climatico

Los cítricos y el olivar se unen a la pelea contra el cambio climático

La pelea contra el cambio climático es una ardua tarea que requiere el apoyo de varios sectores de la sociedad. En el área agrícola, los llamados cultivos verdes resultan de gran importancia. Estudios recientes señalan a las plantas de frutos cítricos y al olivo, como las más efectivas. Al menos, ellas logran reducir hasta en un 100% los vestigios del carbono.

La información fue dada a conocer hace varias semanas por miembros de Ecovalia (Asociación valor ecológico) e investigadores de la Universidad de Córdoba, España. Ambas instituciones participaron en un estudio denominado “Producción Ecológica Mediterránea y Cambio Climático: Estado del Conocimiento”. En él se explica que las plantaciones de cítricos con métodos ecológicos mitigan un 60% la contaminación por carbono. Por su parte, la efectividad del olivar es de un 100%.

La noticia es positiva para los ambientalistas, especialmente si se toma en cuenta que el olivar ocupa una superficie mundial de 11,4 millones de hectáreas. De esa cantidad, 6.3 millones se localizan en la Unión Europea, siendo España el país productor más destacado, con un 42% de los cultivos. Claro, la mayoría no se produce bajo el sistema catalogado como verde, pero las transformaciones avanzan a buen paso.

Investigación detallada

Tomando como referencia la producción industrializada, el estudio indica que los cereales de invierno y los subtropicales reducen los gases entre el 40 y 42%. En la actualidad, las emisiones de gases con efecto invernadero generados por la ganadería y la agricultura, totalizan un 11%. Incluso, se eleva a 25% si se añade lo que indirectamente ocasiona la producción de insumos.

Los métodos convencionales agroproductivos que son los que más se ponen en práctica en la actualidad, pueden ser contrarrestados por las técnicas ecológicas. Estos sistemas, que tienen su reglamento en la Unión Europea, se enfocan en proteger los vegetales y animales autóctonos, incentivar el empleo en las comunidades y ser amables con el medioambiente.

Es por ello que resultan prometedoras prácticas como las cubiertas vegetales, reutilización de los desechos de la poda, reciclaje de los residuos generados por la agroindustria, disminución del laboreo, uso de energías renovables y priorización de las especies tradicionales. Además, el hecho de que se disminuya el empleo de fertilizantes merma considerablemente la liberación de óxido nitroso.

Más apoyo de la PAC para controlar el cambio climático

Ante los excelentes resultados que se mostraron con el análisis catedrático de los cultivos de carácter ecológico, Ecovalia instó a los organismos comunitarios a enfocarse en la promulgación e implementación de la metodología descrita. A juicio de la asociación, a través de la Política Agraria Común (PAC) se debe respaldar la siembra verde con más ayudas e incentivos, especialmente para el multiplicación de los mencionados productos.

Frenar a los topillos

Impondrán multas a quienes incumplan con los sistemas de prevención de topillos

Desde 2007, los agricultores de Castilla y León (España) han estado lidiando con los topillos, una plaga que afecta a determinados cultivos y a la que han intentado controlar, sin obtener resultados completamente satisfactorios. Es por ello que el pasado 9 de febrero entró en vigencia una nueva normativa para la prevención y ataque de este roedor herbívoro.

El principal objetivo es frenar la proliferación del animal, que se reproduce con rapidez y en grandes cantidades, para lo cual se establecieron ciertas estrategias. Por ejemplo: para catalogar el nivel de afectación, se estableció un sistema de alarmas por colores, con la cual se espera detener posibles repuntes de manera cíclica.

Verde, amarillo, naranja y rojo son los tonos que-de menor a mayor- representan el peligro, así como el plan de control que se aplicará según el caso. Se estima que sean los mismos trabajadores del campo, quienes colaboren en la detección y alerta a las autoridades sobre la presencia de la plaga.

Sanciones para los que incumplan

La reglamentación pauta sanciones a quienes incumplan con la aplicación de las medidas fitosanitarias, el control y las notificaciones a los entes pertinentes, lo que conllevaría a la propagación del animal. Las multas serán en metálico. Y según la gravedad de la falta y los perjuicios de la misma, se tendrán que pagar entre 300 y 3 millones de euros.

Entre las medidas que tendrán que tomar los labriegos en las parcelas menos afectadas, por un tema de prevención, están las llamadas “buenas prácticas voluntarias”. Y hay tres muy importantes. La primera contempla la utilización de cajas para nido. La segunda se refiere al manejo de las superficies de cultivo, para las que se aplicará remoción de terrenos. Y por último, la limpieza de los linderos, regatos y cobertura vegetativa.

Medidas para riesgos mayores con los topillos

Si el peligro es elevado, las acciones a tomar serán obligatorias. Además de las ya mencionadas, se deberán emplear otros recursos fitosanitarios sobre el manejo agrícola en las parcelas, limitaciones en los cultivos para evitar el topillo campesino, así como limpieza a cunetas, lindes y desagües cercanos a las tierras afectadas.

Igualmente, se prevé que se levanten aquellas superficies en abandono, los cultivos que se perdieron, las alfalfas, praderas y barbechos. Se realizará un arado a profundidad a los rastrojos y controles biológicos (incursión de depredadores naturales).

No se descarta el empleo de productos químicos para la eliminación de roedores, previa autorización de la autoridades y registros. Igualmente, se podrán colocar sistemas de trampa para la captura de topillos campestres.

Disminuyen cultivos de cereales

Se reduce la superficie de siembra de cereales y oleaginosas

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) fue portadora de malas noticias. En la campaña de invierno de 2018/2019 la superficie destinada a los cultivos de oleaginosas y cereales disminuyó considerablemente. Por ende, la cosecha será menor. Las cifras ubican en un 5% la debacle general, lo que representa unas 300 mil hectáreas menos. Al parecer, el clima y un desaliento entre los agricultores son las causas principales.

En la campaña anterior se sembraron 5,5 millones de hectáreas y en la actual 5,2 millones. Incluso, uno de los cereales más apreciados como el maíz, también fue parte del negativo balance. Y es que sembrar el “cereal de invierno” no deja ganancias suficientes a productores y trabajadores del campo. No es rentable, según dijeron representantes de Asaja.

La situación ha instaurado un desánimo generalizado, que ha traído como consecuencia el cambio a otros cultivos alternativos, entre ellos los leñosos. También los labriegos prefieren aprovechar los terrenos para dedicarlos al barbecho.

Muchos de los que se han visto afectados por la situación, aseguran que los costos para producir se han elevado y eso deja un margen muy bajo de ganancias. Afirman que deben invertir más en el control de plagas, por las diversas prohibiciones de pesticidas que ha decretado la Unión Europea y el gobierno español. Mientras, otras naciones no viven esta realidad y llevan sus productos al mercado europeo con mejores precios.

Clima desfavorecedor para el cultivo

Por si fuera poco, las condiciones meteorológicas tampoco soplaron a favor de los agricultores durante esta campaña. Las variedades tempranas tuvieron una sementera inestable, pues no llovió lo suficiente para el proceso. Lo contrario ocurrió con los cultivos tardíos, pues se retrasó la colocación de las semillas ante la demasía de agua que dejaron las precipitaciones de noviembre. Por ende, el ciclo de nascencia fue diferente a lo acostumbrado. Incluso, en las explotaciones de colza se generó el levantamiento del sembradío.

La aparición de plagas, malas hierbas, animales silvestres y enfermedades también contribuyó en la merma de terrenos dedicados a las plantaciones de estos rubros. A los trabajadores se les ha hecho cuesta arriba suplantar los productos químicos y pesticidas prohibidos por las autoridades.

La falta de mecanismos y sustancias eficientes para controlar males comunes de los cultivos ha obligado a los recortes productivos. Similar efecto ha tenido el veto a la quema de rastrojos. Esta práctica, que era habitual en muchas regiones, ayudaba al desarrollo de la siembra.

Instauran Día Mundial de las legumbres

Poner de moda las legumbres, la manera de celebrar su día mundial

El pasado 10 de febrero (2019), se celebró por primera vez el “Día Mundial de las Legumbres”. La efeméride fue declarada oficialmente por la Organización para las Naciones Unidas (ONU), durante una asamblea realizada en la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos, el pasado 20 de diciembre. Serviría para crear conciencia sobre la importancia de estos alimentos para la humanidad.

La celebración no es casual. Se enmarca en los “Objetivos 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible y Hambre Cero”. El cultivo de legumbre y su consumo es una de las soluciones que propone el organismo para asegurar la alimentación sustentable y mejorar la economía de los sectores rurales desfavorecidos. ¿Lo ideal? Que estos productos estén presentes en el menú de todos, al menos, tres veces por semana.

La ingesta de legumbres se ha visto mermada en España desde los años 70, hasta en un 73%. Sin embargo, la Fundación Española de Nutrición (FEN) y la Asociación de Legumbristas de España (ALE), en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con sede en el país ibérico, ven la efeméride como una oportunidad para mejorar esta situación. La idea es ponerlas de moda.

Beneficios de las legumbres

Las legumbres han sido catalogadas como “superalimentos”. Ingerir un plato de lentejas, garbanzos, judías o soja, aporta proteínas y aminoácidos saludables para el organismo. Adicionalmente, su costo es bajo y su cultivo es relativamente sencillo. Resisten climas extremos y requieren poca agua. Igualmente, es conocido su papel en la mejora ambiental. Sembrarlas favorece la fijación de nitrógeno en el suelo y eleva su fertilidad.

Entre las actividades contempladas en la celebración, estuvo la difusión de información sobre las propiedades y su fácil inclusión en la dieta. Las legumbres pueden almacenarse con facilidad, tienen larga duración y existen infinidad de recetas para prepararlas. Son ricas en hierro, fibra, antioxidantes, potasio, ácido fólico y se adaptan a regímenes alimenticios diversos, por su nulo contenido de grasa. Es decir, incorporarlas al menú es una sabia decisión para la salud.

Cifras españolas

A pesar de que no se cumple con lo que estima la FAO respecto al consumo per cápita de legumbres, España entra entre las naciones que más las ingieren. En 2017 el consumo por persona fue de unos 3,13 kilos. La organización alimentaria señala que debería ser de 7 kilogramos. No obstante, la cifra representó un alza respecto a 2016 de 4,7%. El incremento lo atribuyeron a las acciones tomadas durante el Año Internacional de las Legumbres.

Por su parte, MAGRAMA señala que en 2017 se cosecharon en el país ibérico 73.764 toneladas de legumbres. Detalladamente, se recogieron 38.962 toneladas de garbanzos, 18.524 toneladas de lentejas y la misma cifra de alubias. España posee registradas en la Unión Europea ocho “Indicaciones Geográficas Protegidas” y dos “Denominaciones de Origen” de legumbres.

arranca ayudas de la pac

Productores agrarios ya pueden solicitar ayudas a la PAC

Unos 716 mil productores de España podrían verse favorecidos. Tienen plazo hasta el 30 de abril de 2019, para formalizar la “Solicitud Única de Ayudas Directas de la Política Agraria Común (PAC)”. La presentación de los proyectos comenzó el pasado 1 de febrero. Y el presupuesto disponible es de unos 4.954 millones de euros.

Informó el “Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación” que el pago del beneficio se empezará a abonar desde el 16 de octubre. El listado de peticiones es amplio. Se encuentran los relacionados con el régimen de agricultores menores, los regímenes comunitarios, el pago verde y los pagos básicos. También los aportes a los jóvenes que se inician en el sector.

Son varios los cultivos o productos que pueden optar a las ayudas directas. Destacan algodón, legumbres, frutos de cáscara, remolacha azucarera, arroz y algarrobas. Se suman los tomates de procesamiento industrial, proteicos, ganadería vacuna de leche y cebo, vacas nodrizas, animales caprinos y ovinos. Cabe destacar que podrán optar a la “ayuda asociada” los ganaderos de ovino, caprino, de leche y cebo, que en 2014 gozaron de “derechos especiales”. No obstante, deben comprobar que no poseen tierras que se admitan para activar su derecho al “pago básico”.

Nuevas mejoras de la PAC

Entre las novedades de esta campaña, resaltan las vinculadas al pastoreo. En las solicitudes a la PAC se tiene que definir quién es el responsable o jefe de la explotación. Es decir, quien efectúe los trámites financieros y de producción habitual y diaria de los cultivos agrarios. Igualmente, no tendrán cabida las acciones de mantenimiento de pastos perennes de empleo común. Esto para garantizar que exista una ganadería real a través del pastoreo.

También hay cambios en los requerimientos a cumplir en Superficies de Interés Ecológico (SIE). Destacan la inclusión de barbechos melíferos y los que se usen para mejorar los suelos. Se establece que estos espacios no cultivados deben ser de un 5%. Y no deben haber sido empleados previamente para sembradíos fijadores de nitrógeno (leguminosas).

Entre otras modificaciones, se añadieron “situaciones de riesgo por posible creación de condiciones artificiales”, a consecuencia de la supervisión de los beneficios. De esta forma los agricultores que creen estas condiciones irreales no cobrarán las ayudas. Así esperan garantizar aún más la transparencia del proceso.

Vigilancia satelital

El Programa Copernicus de la PAC que monitoriza las explotaciones por medio de los satélites Sentinel avanza en los controles. Esperan cubrir el 100% de las superficies cultivadas con esta comprobación automática. El Departamento informó que comenzarán con zonas de la Comunidad Valenciana, Andalucía, Cataluña, Aragón, Extremadura, Navarra, Madrid, Galicia, Murcia y Castilla y León.

Investigan impacto de pesticidas en abejas

Las 10 plantas melíferas elegibles para superficies ecológicas

Como parte de las políticas comunitarias que buscan mejorar las condiciones ambientales a través de la agricultura, el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) dio a conocer las 10 plantas melíferas admitidas en tierra española. Estas especies que contienen gran cantidad de néctar y polen están contempladas dentro del “Pago Verde de la Política Agraria Común (PAC)”, así que podrán sembrarse para obtener la ayuda.

Aunque se podrá elegir a melíferas autóctonas que cumplan con el fin ecológico, las 10 señaladas por FEGA y autorizadas por la PAC son: pimpirigallo (Onobrychis hispanica), veza (Vicia sativa), esparceta (Onobrychis viciefolia), cilantro (Coriandrum sativum), caléndula silvestre (Calendula arvensis), colza (Brassica napus), mostaza blanca (Sinapis alba), mostaza amarilla (Diplotaxis virgata), salvia de los prados (Salvia pratensis) y colleja (Silene vulgaris).

Desde 2014 se decretó un pago directo a los trabajadores del campo que destinan un 5% de sus tierras a intereses ecológicos. Es por ello que se promueve el uso de los barbechos sean empleados para las melíferas. Y es que además de ayudar a la polinización y población de las abejas, también evitan plagas y malas hierbas.

Plantas prohibidas

Igualmente, las autoridades agrarias han advertido que no se deberán sembrar en los barbechos especificados para los intereses ecológicos, las especies de Echium spp, Borago spp, Senecio spp y Heliotropum spp. Se ha determinado que estos géneros vegetales poseen, entre otras sustancias, “alcaloides de pirrolicidina”, los cuales son dañinos para los humanos.

Vale recordar que los solicitantes de las ayudas por el concepto de barbechos melíferos, deberán contar con al menos una de las especies indicadas. Este cultivo debe permanecer como mínimo seis meses y la tierra no deberá emplearse a la producción agrícola por ese lapso, desde la fecha de la solicitud.

Para obtener algún provecho, y debido a las características de las plantas, las autoridades señalan que es posible incluir colmenas para las abejas productoras en los terrenos. Esta es una excepción que aplica por la naturaleza del sembradío.

Especificaciones del cultivo

Sin embargo, la norma general establece que las plantas sembradas con este fin ecológico no deben cosecharse. Es decir, las especies aptas para esa finalidad, como la Onobrychis viciefolia, la Vicia sativa y la Brassica napus, no podrán cultivarse solas o en conjunto para que posteriormente sean recolectadas para su comercialización o consumo.

Para poder cosechar las especies melíferas, éstas deben mezclarse con las otras del listado que no lo son, para mantener un equilibrio en la cantidad. Lo principal de este tipo de cultivos, es que se garantice una cobertura herbácea que favorezca la biodiversidad, mejore los suelos y el ecosistema. También que potencie la supervivencia de polinizadores.

Plan de modernicación de maquinarías agrícolas

Abrirán programa de ayudas para renovación de maquinarias agrícolas

En la primavera próxima se abrirá la convocatoria para un nuevo programa de ayudas. Esta vez va dirigido a la renovación del parque de maquinarias agrícolas y ganaderas. La información fue suministrada hace pocos días por el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante la apertura de la Feria Agraria 2019.

La Bienal celebrada en Valladolid hasta el día de ayer, 3 de febrero, contó con la participación de más de 300 empresas de España, Portugal y Francia. Estuvo centrada en el desarrollo de la agricultura 4.0, que incluye la renovación del conjunto de maquinarias. En el último año España avanzó en la tarea de adquirir tractores y vehículos de recolección, carga, motocultores y motomáquinas. Sin embargo, hay miles de mecanismos con más de 35 años de funcionamiento. Leer más

Cambios régimen de trabajador agrario

Cambian condiciones laborales de los trabajadores autónomos del sector agrario

En diciembre de 2018 se publicó en el Boletín Oficial del Estado un decreto en el que se establecieron nuevas reglas o modificaciones en las condiciones laborales de los “Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos”, incluidos los del sector agrario. Dentro de las medidas destaca un alza en las cotizaciones. Para 2019 la base mínima subió 1,25% (hasta 944 euros). Sobre ese monto se harán los cálculos de los trabajadores independientes.

El anuncio de un incremento en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 22,3% (hasta 900 euros) generará a la larga un alza en las bases de las cotizaciones. Según señala un artículo publicado en el portal web de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UANG), los autónomos que dependen del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) serán quienes asumirán más cambios. Muchas de las coberturas que se asumían voluntariamente, ahora son obligatorias, como las relacionadas con accidentes laborales, incapacidad transitoria, capacitación profesional y cese de actividades. Leer más

Hectáreas para el cultivo de cava

Cuota para nuevas plantaciones de cava en zonas protegidas se fijó en 0,1 hectáreas

Una resolución publicada en el Boletín del Estado (BOE) el pasado 29 de diciembre fijó “normas” para la autorización de cultivo vitícola en diversas áreas geográficas de España. Por ejemplo, para este 2019, la cuota en zonas delimitadas por la Denominación de Origen Protegida (DOP) “Cava”, se planteó en 0,1 hectáreas.

En total, las restricciones a los permisos de siembra de cava se ubican en 377 hectáreas. Los mismos serán asignados bajo estricta revisión de las peticiones hasta que se haya agotado la superficie máxima. Según se ha dicho, cada solicitante tendrá un máximo de cinco hectáreas y debe ser “joven viticultor”, con un buen comportamiento previo. Esto último implica que el agricultor no debe poseer viñedos abandonados o plantaciones ilegales. Tampoco debe haber incumplido compromisos para la concesión. Leer más

Multas por no combatir a la avispilla

A quienes no combatan la avispilla le multarán hasta por 120 mil euros

Obligarlos a combatir a la avispilla es la meta. Por ello, la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca no ha tenido reparos en publicar una resolución con la que multará a los trabajadores del campo que no acaten las medidas fitosanitarias establecidas para eliminar la plaga que afecta a los almendros.

Las tarifas son considerables. Quienes no cumplan con el plazo establecido (fijado por Sanidad Vegetal) para destruir los frutos afectados, tendrán que pagar desde 3 mil hasta 120 mil euros, si la falta se considera de gravedad. Mantener cultivos abandonados por la contaminación de la plaga también generará consecuencias.  Leer más