Skip to main content

Los arados son herramientas agrícolas cuya principal función es labrar y preparar el suelo para el establecimiento del cultivo. Se trata de un paso importante dentro de la agricultura doméstica e industrial. Aquí te contamos los tipos que existen.

Para romper el suelo, los agricultores necesitan máquinas que lo inviertan, lo mezclen completamente o remuevan la capa vegetal dejando los residuos sobre la superficie. De estos tres requerimientos, así como del tipo de suelo, el clima y las necesidades específicas de cada cultivo, va a depender la elección del arado adecuado.

El arado de vertedera, por ejemplo, es  un tipo de arado que con una cuchilla en forma de V corta y voltea una franja de tierra en forma de surco. Funciona de manera adecuada en suelos arcillosos, los cuales puede romper y hacerlos menos compactos. También, ayuda a enterrar las malezas y los restos de cultivos anteriores, siendo su mayor desventaja su alto consumo de energía y la provocación de mayor pérdida de humedad en suelos secos.

Otro tipo es el arado de discos. Éste es versátil, rendidor y adecuado para suelos arenosos debido a que al no voltear el suelo en grandes cantidades evita la pérdida de humedad y de nutrientes. Como desventajas se puede acotar que es menos efectivo en romper la compactación en suelos arcillosos. También, que requiere de ajustes precisos en los ángulos de los discos para un rendimiento óptimo.

Foto: Pixabay.com

Por otra parte, está el arado de subsolador. Resulta ideal para suelos arcillosos y se utiliza para romper la compactación del suelo a profundidades mayores sin voltear grandes cantidades de tierra. Su principal desventaja radica en su inefectividad para operar en suelos arenosos. También,  es menos eficiente en la eliminación de malezas.

Otros tipos de arados

Además de los ya mencionados, existen otros tipos de arados, cada uno con sus propias características y aplicaciones específicas, algunos de ellos son:

Arado de cincel o chisel plow. Se utiliza principalmente para la labranza profunda y la ruptura de la capa de subsuelo compactada. Tiene dientes en forma de cincel que penetran en el suelo sin voltearlo completamente. Es útil para mejorar la estructura del suelo y la infiltración de agua en suelos compactados.

Arado de disco de corte vertical (vertical). Está diseñado para realizar una labranza superficial sin voltear el suelo. Se utilizan para cortar y mezclar residuos de cultivos y malezas en la capa superior del suelo.

Surcador o subsoiler plow. Es ideal para romper la compactación en el subsuelo, suele tener uno o dos dientes. Está diseñado para trabajar a mayores profundidades.

Arado rotativo (rotary plow). Utiliza cuchillas rotativas verticales para cortar y mezclar el suelo. Puede ser efectivo para la labranza de suelos con una gran cantidad de residuos de cultivos.

Arado de palas (moldboard plow). Se utilizan para voltear y enterrar surcos en el suelo.

De discos ondulados. Ayudan a reducir la resistencia al avanzar y pueden ser efectivos para la labranza en suelos pesados.

Y por último,  el arado de ala o aeroarado. Es eficaz para la labranza superficial y  es acto para trabajar en suelos con alto contenido de residuos de cultivos.

Por su parte, Enguix es ejemplo de la maquinaria agrícola de calidad hecha en España. Desde 1959 ofrece al mercado trituradoras y rotocultivadores, entre otros equipos. Esta empresa ofrece un amplio catálogo para el trabajo agrario y asesoría personalizada.