¿Nuevas o usadas? Los pros y los contras al comprar maquinaria agrícola

Renovar la maquinaria agrícola es una necesidad para los productores del campo. Continuamente requieren de equipos que mejoren su productividad y eficacia en los cultivos. Para ello cuentan con una amplia disponibilidad en el mercado. Lo ideal, será siempre recurrir a marcas reconocidas y proveedores confiables.

Cuando se decide comprar nueva maquinaria, se puede optar por las de segunda mano o nuevas. Es probable que lo mejor sea una máquina a estrenar, pues su tiempo de vida será mucho mayor, sin nombrar otras ventajas. Sin embargo, no siempre se cuenta con el dinero al instante, más si se trata de una emergencia. Es por ello que aquí te contamos los pros y los contras de adquirir máquinas nuevas o usadas para el trabajo agrario.

La principal ventaja de hacerse con una maquinaria usada será su valor. Estas suelen ser mucho más económicas que una nueva, por obvias razones. Para algunos productores esto podría suponer un ahorro de hasta un 50% del valor inicial.

Otro punto a favor de las de “segunda” es el ahorro de tiempo en papeleo. Impuestos, formalizar la compra, recibir el producto (tiempo de entregar) y permisología, puede tomar varios días y en algunos casos hasta meses. Claro, todo dependerá del tipo de maquinaria, empresa o trámite (financiamientos, ayudas, etc.).

Foto: Pixabay.com

Ser más amable con el ambiente, puede ser uno de los pros de la maquinaria agrícola usada. Se está comprando un equipo que aún se puede usar, lo que alarga su vida y evita que se convierta en chatarra. Igualmente, se disminuye la fabricación de equipos (relativamente o al menos se influye en ello) lo que disminuye la contaminación industrial que genera.

Pero, no hay que olvidar que las desventajas de la “segunda mano” son importantes. La primera de ellas es no tener certeza del estado de la máquina. Es un producto usado y por ende no hay 100% de garantía sobre su operatividad real. Esto puede suponer gastos extras en reparaciones que al final no compensará lo que se ahorró en la compra.

Si la maquinaria es viaja, los repuestos también lo serán. Esto puede ser un dolor de cabeza a la hora de conseguir las piezas para hacer reparaciones. Puede que ya los repuestos no se encuentren fácilmente en el mercado y que el equipo se tenga que parar por ello.

Otro punto en contra muy importante es la tecnología. Cada día hay avances en la fabricación de maquinaria agrícola y comprar uno viejo puede significar que sus funciones no sean las más óptimas. Esto entorpece el trabajo y la rentabilidad de los cultivos.

Enguix es una empresa española que comercializa  de 1959 excelentes máquinas para un trabajo innovador y rentable del campo. En su amplio catálogo de productos podrá hallar rotocultivadores, rotovator, desbrozadoras y trituradoras agrícolas entre otros. Una opción excelente para quienes desean renovar su maquinaria.