Campaña de cítricos devastadora

La Comunitat Valenciana ha perdido unos 295,9 millones de euros en la campaña de cítricos

Ya casi culmina la campaña de cítricos en España y, según el más reciente informe del sector, las cifras son demoledoras. Los agricultores de la Comunitat Valenciana han perdido unos 295,9 millones de euros en lo que va de temporada. Hasta la fecha se ha comercializado el 87% de la producción de esa región española.

El análisis efectuado por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) fue divulgado hace pocos días en varios medios de comunicación. Arrojó que aún hay un 27% de la cosecha que no ha podido venderse. Los detalles ofrecidos apuntan a que se trata de la campaña más funesta de la historia citrícola de la comunitat. Las causas, como ya lo han señalado anteriormente, se deben a varios factores. Entre ellos el clima (lluvias excesivas), poca demanda y una supuesta competencia desleal de terceros países.

Las frutas cítricas que aún cuelgan de las ramas de los árboles no tienen ni la más remota esperanza de llegar a su destino final. Algunos trabajadores del campo cosecharon los frutos para evitar desarreglos hormonales en las plantaciones, así no tengan a quién venderlos. El hecho hizo que los agricultores tuvieran que cargar con ese costo adicional de recogida.

Damnificados de los cítricos

Los valencianos, que son quienes más dependen económicamente de la citricultura, se sienten damnificados ante la desastrosa situación. Desde inicio de la campaña los cultivadores españoles pierden un estimado de un millón y medio de euros al día. Todas las frutas cítricas se ven afectadas, pero mayormente las nevelinas y las clementinas.

Son varias las protestas que han protagonizado los citricultores para pedir al Estado y a la Unión Europea una solución. Sin embargo, poco se ha hecho, a juicio de los afectados. Incluso, Cristobal Aguado, presidente de AVA-ASAJA, dijo que lo que ha quedado en evidencia durante la campaña es la inoperancia de las herramientas existentes para prevenir y mitigar los problemas que enfrentan.

“Los mecanismos ante situaciones de crisis de la Política Agraria Común (PAC) no sirven para nada: son letra muerta, papel mojado”, expresó Aguado en una entrevista reciente. El directivo de la asociación valenciana indicó que es necesaria una revisión integral de toda la estructura. Sólo así podrán hacer cambios que eviten un recrudecimiento de la situación y prevengan calamidades como la que viven actualmente.

Voz oficial

Por su parte, voceros de la Comisión Europea (CE) han señalado que el origen de la crisis está más relacionado con la productividad que con las importaciones de países como Sudáfrica. Para evaluar el problema, las autoridades dijeron que se creó un “observatorio de precios”. Con ello pretenden sacar conclusiones definitivas y posteriormente tomar acciones.