Skip to main content

Este sábado se celebró el Día del Vino Español con Denominación de Origen (DO). El sector se ubicó a la cabeza de las ventas nacionales. Es por ello que en esta octava edición del festejo participaron 35 DO  pertenecientes a 14 comunidades autónomas.

“Somos optimistas, tanto respecto a la evolución del consumo de vino a nivel nacional, como en referencia a las exportaciones”, dijo en una entrevista a la agencia de noticias EfeAgro el presidente de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (Cecrv), David Palacios. El directivo organizó las actividades relacionadas a la celebración que incluyó un brindis colectivo simultáneo en todas las poblaciones emblemáticas productivas.

En cuatro meses el consumo español de vino con DO ha crecido continuamente. Las cifras también reflejan un alza de 2% en los últimos 12 meses (hasta febrero). Estos vinos son los que más se importantes en el país, pues aportan al mercado “70 % del valor total, y el 56 % el volumen” explicó Palacios. Es el que más compran tanto los sectores de alimentación como hostelería.

Foto: Pixabay.com

Sin embargo, la situación no es igual en el mercado internacional. En el último año (hasta febrero) el vino con denominación de origen perdió 5,6 % en valor y 10,7 % en volumen. Palacios considera el hecho como coyuntural. “Se trata de una situación pasajera que está influenciada por la tendencia inflacionista vivida en los últimos dos años a nivel internacional, generada por las tensiones geopolíticas derivadas de la guerra en Ucrania y de las tensiones en Oriente Medio, entre otros factores”, argumentó el presidente de Cecry.

Los vinos más afectados en el exterior son los de mayor coste y que a su vez son los que generan más valor. Al momento de la compra el criterio en mucho más notable. Sin embargo, Palacios se mostró confiado y señaló que esperan que “la tendencia se revierta” en los próximos meses.

“Las DO de vino ayudan a generar identidad, arraigo y sentido de pertenencia, contribuyen a la preservación y puesta en valor del patrimonio material e inmaterial de ese territorio y facilitan el desarrollo socioeconómico y cultural de las zonas rurales, proporcionando tradiciones y costumbres”, aseveró el directivo.  Cifras oficiales señalan que para 2023 de las 961.173 hectáreas de superficie vitícola de la nación, un 97%  se halla en tierras protegidas por denominaciones de calidad.