Pronostican un aumento en el cultivo de patatas

604.400 hectáreas podrían dedicarse al cultivo de patatas este 2019

En Europa, unas 604.400 hectáreas de tierra podrían dedicarse  al cultivo de patatas este 2019. La cifra representa un incremento de 2% en comparación con años anteriores y sería la más elevada de los últimos 10 años. La información fue proporcionada recientemente por la asociación de productores del rubro “North-western European Potato Growers” (NEPG), que agrupa a Reino Unido, Bélgica, Holanda, Francia y Alemania.

El reporte de la organización atribuye el incremento de la superficie a un alza en la demanda de patatas en las industrias alimenticias. Incluso, la NEPG considera que la cantidad de terrenos dedicados a la siembra del tubérculo pudo haber sido mayor, pero intervino la insuficiencia de simiente.

En España, Castilla y León es la región que más tierras con patatas posee. Allí se dedican unas 22 mil hectáreas al cultivo del alimento, lo que representa el 28% de la totalidad sembrada en España, la cual abarca unas 77 mil hectáreas. En cuanto a la producción, en el país ibérico se cosechan unas 2.200 millones de toneladas.

Aumento productivo en duda

A pesar de que en Europa se haya incrementado la cantidad de hectáreas destinadas a la siembra de patatas, no hay garantía garantía de que la productividad sea mayor a la de campañas anteriores. La variable del rendimiento será lo que defina el volumen de la cosecha total.

En marzo comenzó el proceso de siembra en los terrenos preparados, es decir que se están efectuando en el lapso tradicional. Sin embargo, la mayor parte de las hectáreas que se disponen en los países del noreste, comenzarán con la sementera a mediados de abril y mayo si las condiciones climatológicas lo permiten. Cabe recordar que en campañas pasadas los efectos del cambio climático han variado los tiempos habituales para el sistema.

Otra situación que preocupa a los agricultores del producto, es el estado actual de las aguas subterráneas. Si ocurren las precipitaciones estimadas para abril y mayo se podría producir una escasez de agua, como ya viene ocurriendo en los últimos tres años. Esta crisis afecta los lapsos del proceso agrícola en Europa, además de desmejorar la rentabilidad.

Pronóstico conservador

Según la NEPG, todo parece indicar que para la campaña 2019/2020 la existencia disponible de patatas en los países miembros estará por debajo de la media. El cálculo toma como referencia el promedio de los últimos cinco años. Es por ello que apuestan a que los precios del rubro se mantengan estables y firmes hasta la culminación de la temporada.