Skip to main content

Las protestas que agricultores y ganaderos protagonizan en casi todo el país no han cesado. Tampoco, el diálogo con el Gobierno para llegar a un acuerdo. Al menos, así lo ha señalado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas durante una sesión de control en el Congreso de Diputados.

Planas reiteró ante los diputados que están muy implicados en ofrecer una respuesta satisfactoria a los trabajadores del campo español. “Nadie nos va a parar ni en el diálogo, ni en el trabajo, ni en el compromiso con el sector agrario”, expresó el titular del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). También, Planas recordó las propuestas que se han hecho para resolver los problemas que el sector ha planteado.

Las manifestaciones del sector han incluido el corte de carreteras y movilización de la tractorada. Flexibilización de la PAC, cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria y Mejoras en el Seguro Agrario, son parte del reclamo. En este sentido Planas recordó que hace una semana se reunión con representantes de las organizaciones agrarias UPA, Asaja y COAG y  que  planteó 18 medidas para solventar las inquietudes presentadas.

Foto: Pexels.com

En especial, el ministro destacó que el Gobierno promete cumplir y mejorar “la ley de la cadena alimentaria, simplificación normativa y de los requisitos de la Política Agraria Común (PAC) y comercio con terceros países”. Sobre el último punto, el ejecutivo habló de acciones inmediatas, como plantearlo a Bruselas.

“En el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (que se celebrará el próximo lunes, día 26) en Bruselas volveré a defender que se establezcan ‘cláusulas espejo’ en los acuerdos comerciales con terceros países. Así podrá exigirse que los alimentos importados reúnan las mismas condiciones que se exigen a los producidos dentro de la Unión Europea”, expresó el ministro Planas.

Adicionalmente, dijo que el gobierno de España se comprometió con las organizaciones agrarias a reforzar la sanidad exterior. Para ello, centralizarán los servicios y mejorarán la manera en la que se coordina el control en las fronteras con los otros países miembros.