Viticultores  españoles se ajustan al cambio climático

Nuevos terrenos para el cultivo de uvas es parte de la solución que han conseguido los viticultores españoles para enfrentar el cambio climático. Muchos sembradíos han traslado los cultivos a zonas más altas. La idea es brindarle a las plantas temperaturas más frescas.

Tal es el caso de la familia Joaquín Gay de Montella Estany. Estos viticultores fabrican vino en la región de Cataluña desde hace más de 100 años. Actualmente, la bodega Torre del Vieque posee viñedos a unos 1.200 metros de altura, en los Pirineos. De esta manera buscan adaptarse al clima  resultante del calentamiento global.

En agosto el calor es abrasador. La situación ha hecho que se adelanten las cosechas de uvas en los últimos 10 años. En total se ha avanzado en unos 10 a 15 días. “Tenemos que cosechar a principios de agosto cuando el calor está en su punto máximo”, dijo a la AFP Jay de Montella Estani, propietario de la bodega ecológica.  Sus trabajadores recogen manualmente las uvas blancas en el viñedo de Bendes, con vista al mar y al 40 km del sur de Barcelona.

Foto: Chitchatpost.com

Desde 2008 la familia viticultora mudó parte de sus viñedos a la comarca de Boulevard en los Pirineos cerca, muy cerca  de la frontera francesa. Cifras de la Oficina Meteorológica Nacional, Aemet, indican que los últimos 60 años “las temperaturas medias en España han aumentado 1,3 grados centígrados”.

España posee la mayor cantidad de terreno dedicado a los viñedos en todo el mundo. Según la  Organización Internacional de la Viña y el Vino, la nación ibérica tiene 961.000 hectáreas (2,4 millones de acres). Igualmente, se le cataloga como el tercer productor de vino más importante del mundo, luego de Italia y Francia.

Cuando las uvas se someten a temperaturas más altas de la media maduran más rápido y de forma incorrecta.  Son menos ácidas y se elevan los azúcares. Por ende, el nivel de alcohol aumenta, además de que se altera su sabor y aroma. Es por ello que deben recolectarse rápidamente antes de que esto ocurra. Es por ello que muchos viticultores están apostando por el traslado de sus viñedos a áreas más frías.

Por su parte, desde 1886 Enguix busca aportar un producto que simplifique el trabajo en el sector de la agricultura. Su clave es la calidad de las maquinarias y del soporte ofrecido. En su catálogo ofrece trituradoras de viña, como la “TRV de 50 a 120 C.V.”. También, rotocultivadores, trituradoras, desbrozadoras y más.