Los sembradíos españoles necesitan mucha más agua que hace un siglo

La agricultura española está más sedienta que hace un siglo. Al menos, así lo señala un estudio publicado en la revista “Science of the Total Environment”. El trabajo indicó que de 1922 a 2016 la necesidad hídrica de la actividad agraria en el país ibérico se elevó un 21%. Las razones del incremento serían la industrialización y el cambio climático.

La investigación fue realizada por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Específicamente, científicos de la Escuela Técnica superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (Etsiaab) estuvieron a cargo de las mediciones. Para ello emplearon un indicativo llamado “agua violeta”, que cuantifica el estrés hídrico.

Eduardo Aguilera, uno de los investigadores de Etsiaab, señaló que en los últimos años aumentó la preocupación por el impacto que causa y causará a futuro los cambios del clima al campo. “Uno de los principales puntos calientes el consumo de agua y su creciente escasez, que, según las previsiones, afectará especialmente a la cuenca del Mediterráneo. Consecuentemente, está creciendo el interés científico tanto a nivel nacional como internacional sobre la huella hídrica del sector agrario”, dijo Aguilera.

Foto: Bioenciclopedia.com

En la publicación se añade que hay carencias en los textos científicos sobre el agua que requieren los cultivos y la disponibilidad de esta en el suelo. También, es casi nulo estudios sobre el futuro del sector tomando en cuenta la acción del cambio climático y las modificaciones estructurales de la agricultura actual.

Con el nuevo medidor “agua violeta” pueden tener indicativos del desacoplamiento que existe entre necesidad hídrica y disponibilidad en la superficie. En 100 años el reciente indicativo muestra un incremento de 30%.

El principal factor explicativo del aumento de los requerimientos es el calentamiento global. Este conlleva un aumento de la evapotranspiración de referencia de los cultivos. En cambio, el aumento del agua violeta se dio por la acción conjunta del cambio climático y los cambios de ubicación espacio temporal de los cultivos de la agricultura española”, explica el trabajo.

 En Enguix se apoya la investigación agraria. La empresa cuenta con una maquinaria óptima para el desarrollo y rendimiento de la tierra. Estos fabricantes de trituradoras y rotocultivadores, ofrecen en su catálogo un amplio stock. Desde 1959 van de la mano con las innovaciones y evolución de la agricultura española.