Los mejores suelos para la siembra de tubérculos

Cada cultivo es distinto, es por ello que sus requerimientos para desarrollarse tienen características especiales. Los tubérculos poseen un alto contenido de almidón, lo que le aporta mucha energía a la planta. Para cosecharlos es necesario tener las condiciones ambientales óptimas. Esto incluye suelo, clima y cuidados.

Entre los principales alimentos del grupo están las patatas (papas), los boniatos (batatas, camotes), el ñame y la oca. Para cultivar estos productos se requiere de una buena tierra, la cual debe estar suelta y con niveles elevados de materia orgánica.

Casi todos los tipos de suelo pueden adecuarse para que se siembren los tubérculos, pues se pueden dar en multiplicidad de lugares. Sin embargo, no prospera su cultivo en suelos arcillosos. Esta clase de tierra hace que se retenga el agua y entre las consecuencias está que el vegetal se pudra o que sufra de enfermedades.

Foto: Proain.com

Entre los tipos de suelo más nutritivos para la siembra  se halla el de “Turba”. Incluso, suele emplearse como sustrato para ciertas plantas. Posee un color marrón oscuro o negro. Su textura es blanda y suave. Retienen los nutrientes, agua y temperatura para siembras en gran escala. Añadir esta tierra a otros suelos para mejorar la producción e incluso controlar ciertas plagas es muy común.

Es por ello que la preparación de las parcelas debe efectuarse con suficiente anterioridad antes de sembrar. Utilizar la maquinaria agrícola adecuada puede ser una gran alternativa. El empleo de máquinas facilita las labores y ayudan a que la rentabilidad sea mayor.

La empresa española Enguix, que labora en el país desde 1959, es experta en brindar herramientas de calidad a los agricultores. Los fabricantes de trituradoras y rotocultivadores poseen un amplio catálogo para satisfacer las necesidades de los trabajadores del campo. Además, ofrece unas óptimas prestaciones y sin dejar de  desarrollarse e innovar permanentemente.