productos frescos

Los frescos protagonizan las compras de los españoles

Por cada 3 euros que gasta un español al año en alimentos, 1 euro lo invierte en la compra de productos frescos. Al menos, así lo señala el informe presentado en la IV Edición del Observatorio de Productos Frescos de ALDI en España. Es decir, que productos como verduras, frutas, huevos, pan, marisco, carne y pescado protagonizan el menú español.

El reporte señala que el último año se invirtió 35.614 millones de euros en alimentos. De la cifra, el 41% se destinó a los frescos. Según el estudio, esto se debe a que los productos frescos son los más previstos por el consumidor. Es decir, este ya decide de antemano lo que comprará, lo planifica. La situación ocurre principalmente con la fruta, la verdura, los huevos y la carne.

El informe de ALDI también señala que 91% de los españoles otorga relevancia a los productos frescos, porque desea llevar una dieta equilibrada y nutritiva. Un 69% de los consumidores consideran a los frescos saludables al no ser ultraprocesados, 63% los prefiere por no contener conservantes y aditivos y 60% por su aporte de minerales y vitaminas indispensables para la buena salud.

Foto: Pixabay.com

Dentro del estudio el fresco más valorado fue la verdura. Un 50% de los encuestados la señaló como importante para tener una nutrición sana. Le siguió en esta categoría la fruta (26%), seguida de las proteínas animales. Las frutas destacadas en el informe (las que más compran y perciben como nutritivas) son los plátanos, las naranjas y las manzanas. También, señalaron a las fresas, sandías, peras y kiwis.

Para los españoles las hortalizas y las verduras más saludables son las lechugas, las zanahorias y los tomates. En un segundo plano destacan a las judías verdes, los brócolis, y las espinacas. En cuanto al origen, la mayoría indicó que dan relevancia a la región donde se cultivan.

ALDI también ofrece datos en su informe sobre el etiquetado y producción de los frescos. 58% cree que la información brindada en las etiquetas es suficiente y 42% cree que deberían reforzarse esos datos informativos. Por su parte, un 65% señala que está habituado a leer el etiquetado del producto antes de comprarlo.

¿Las razones para leer las etiquetas? 84% para conocer el origen, 42% para saber el tipo de cultivo o cría del producto y 36% para conocer si se trata de un producto de temporada. Con menos porcentajes se indican motivos como conocer el proveedor,  si el envase es sostenible o si tiene certificaciones.  Igualmente, vale mencionar que 95% de los consumidores dijeron comprar alimentos frescos de origen nacional.