Siembra de aguacate se afianza

El aguacate se posiciona como un sustituto de los cítricos

El año pasado en España se vendieron 74 millones de aguacates, cifra récord en las estadísticas de consumo de este alimento en el país ibérico. El número de piezas comercializadas representa un 35% más (19 millones) de lo vendido en 2017 y, al parecer, la tendencia seguirá en alza este 2019.

No es de extrañar que la superficie sembrada en 2018 haya sido superior (mil hectáreas más) que la de 2017 (413 hectáreas), según el balance ofrecido en el “Informe Agrario Valenciano”. Igualmente, sus pronósticos auguran un crecimiento superior este año. En el país ibérico el aguacate fue el único producto agrícola que creció en su consumo en 2018.

Lo que ocurre en España se replica en Europa. 650 millones de kilogramos de aguacate se comercializaron en 2018, lo que representó un alza de 140 millones de kilos más vendidos en 2017. Tal ha sido el boom, que productores del fruto trazaron alianzas con la “Guía Michelin”. Las razones de la popularidad del fruto son diversas.

Aguacate. Sustituto de los cítricos

La crisis surgida en el área citrícola española pareciera ser uno de los factores fundamentales en el alza de la cantidad de parcelas dedicadas a la siembra de aguacate. Los trabajadores del campo lo ven como una alternativa mucho más rentable. Son casi inexistentes las plagas o enfermedades en la planta, por tratarse de un producto nuevo. Y el precio que obtiene el productor por el fruto cremoso es sustancial (hasta más de 2 euros por kilo).

Las condiciones que necesitan los agricultores para cosechar aguacate son similares en varios puntos a la de los cítricos. Especialmente en las necesidades hídricas, aunque tenga un 15% más de dependencia del agua. Entre las limitantes se encontraría que necesitan de un clima cálido, por tratarse de un alimento subtropical. También debe protegerse de los vientos.

Mayor calidad

El 90% de las variedades que se están cultivando actualmente en la nación y el resto de Europa son las Hass y Lamb Hass. Ha sido tal su crecimiento en tierras valencianas, que se creó una asociación que agrupa a los productores de aguacate llamada Asoproa. De esta forma buscan mejorar la calidad del fruto cosechado e informarse sobre los cuidados de la planta. Asimismo, indagar sobre su sostenibilidad y aprovechar el creciente mercado.

Lo cierto, es que el hecho de que aún no haya una sobreoferta del producto, hace que el fruto español gane valor. Igualmente, se está haciendo más común su empleo en la alta cocina y hasta en los fogones tradicionales.