Skip to main content

Hay múltiples usos medicinales y cosméticos atribuidos al aloe vera. Sin embargo, una nueva aplicación de la planta genera positividad en las prácticas agrícolas. Recientemente,  la Universidad Nacional de Colombia obtuvo la patente de un producto que incorpora al aloe vera como una solución sostenible para mantener la humedad en los suelos.

Los científicos utilizaron tecnología biodegradable sobre las cortezas del aloe vera. Estas partes de la planta regularmente son desechadas por las industrias que manufacturan su gel.  El resultado es un producto con el que se logra mitigar los efectos de la falta de agua en la agricultura. Algo que afecta a todo el globo.

Como en España, los fenómenos naturales están provocando una marcada disminución pluvial en varias regiones colombianas. Es por ello,  que se hace necesaria la implementación de herramientas y planes de contingencia que aminoren sus efectos negativos en los cultivos. En el mercado hay una gran variedad de hidroretenedores sintéticos. Éstos son utilizados para  mantener la humedad de los suelos. La nueva propuesta representa una opción de tecnología biodegradable, lo que la hace más atractiva y sustentable.

El aloe vera es una planta suculenta conocida por tener la capacidad de almacenar una gran cantidad de agua en sus hojas y raíces. Estas características le permiten sobrevivir en épocas de sequía, aún en los terrenos más áridos y secos. Esas propiedades fueron la fuente de inspiración para los investigadores.

Foto: Pixabay.com

Entre los responsables de estudio están los profesores Eduardo Luligo Montealegre, Santiago Prado, y Liliana Serna Cock. Los docentes adelantaron una investigación en la sede de la Unal en la provincia de Palmira y lograron encontrar otro uso aplicable de esta planta en el sector agrícola. El aloe vera  ya se venía usando como abono orgánico y en el control de plagas.

En una nota de prensa, se informó que “tras una serie de estudios de laboratorio, se cortaron las cutícula en cuadros que, posteriormente fueron pasados por un proceso de deshidratación y molienda, hasta obtener partículas de entre 100 y 500 micras de tamaño”. Una vez evaluadas las partículas, los investigadores encontraron que este elemento poseía altas propiedades para la retención de agua.

Otro descubrimiento importante fue que el compuesto creado retenía más líquido, en comparación con los hidrogeles sintéticos comerciales. La conclusión es que se creó un elemento efectivo para la retención de la humedad en los suelos. Los experimentos en los cultivos también probaron que su aplicación es eficaz en diferentes tipos de suelos, desde arenosos hasta arcillosos.

“Observamos un desarrollo vegetativo vigoroso, con un crecimiento óptimo de raíces, altura y diámetro», señaló Luligo. Resaltó, además, que los hidrogeles comerciales, por ser elaborados con derivados del petróleo o sustancias químicas, pueden tener efectos adversos en las plantas, los suelos y el ambiente cuando se aplican en dosis elevadas, situación que no sucede con este nuevo producto.