Viticultores  españoles se ajustan al cambio climático

Nuevos terrenos para el cultivo de uvas es parte de la solución que han conseguido los viticultores españoles para enfrentar el cambio climático. Muchos sembradíos han traslado los cultivos a zonas más altas. La idea es brindarle a las plantas temperaturas más frescas.

Tal es el caso de la familia Joaquín Gay de Montella Estany. Estos viticultores fabrican vino en la región de Cataluña desde hace más de 100 años. Actualmente, la bodega Torre del Vieque posee viñedos a unos 1.200 metros de altura, en los Pirineos. De esta manera buscan adaptarse al clima  resultante del calentamiento global.

En agosto el calor es abrasador. La situación ha hecho que se adelanten las cosechas de uvas en los últimos 10 años. En total se ha avanzado en unos 10 a 15 días. “Tenemos que cosechar a principios de agosto cuando el calor está en su punto máximo”, dijo a la AFP Jay de Montella Estani, propietario de la bodega ecológica.  Sus trabajadores recogen manualmente las uvas blancas en el viñedo de Bendes, con vista al mar y al 40 km del sur de Barcelona.

Leer más

Vinos con barricas de piedra.

Bodegas Torres apuesta por barricas de granito para elaborar sus vinos

Barricas con forma de huevo y elaboradas en granito se integraron a los depósitos de Bodegas Torres. La empresa referente en la fabricación de vinos, anunció hace varias semanas su incursión en este novedoso método para la «crianza» y fermentación de la bebida. Claro, la organización posee también sus contenedores de acero inoxidable, madera y hormigón, para desarrollar procedimientos más tradicionales.

Las instalaciones, ubicadas bajo la torre del pazo, en Rías Baixas, contiene tres espectaculares depósitos ovoides hechos en piedra gallega, con una capacidad de 735 litros. Allí ya hay vino fermentándose y en proceso de crianza de lías, unas partículas sólidas que se originan en la fermentación, lo cual tendrá una duración de ocho meses, aproximadamente.  Leer más

Agricultores temen por los resultados de la vendimia y los precios de la uva

Baja de los precios de la uva es un hecho. Agricultores temen por sus vendimias

La vendimia 2018-2019 está marcada por la incertidumbre, la falta de contratos y la tardía publicación de precios y calendarios de pago. Las tablillas colgadas en unas pocas empresas -las principales de la región- reflejan caídas de hasta un 20% en relación a la pasada campaña. Además, se repite el patrón de los últimos cuatro años: La exacta alineación de precios para gran parte de las variedades de uva y los destinos.

Viticultores advierten que más que ganancias tendrán pérdidas. La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha ha manifestado que denunciará ante la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios), la flagrante violación a las Leyes. La Agencia adscrita al Ministerio de Agricultura deberá velar por el cumplimiento de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria y la Ley de Defensa de la Competencia. Leer más