cereales

Se espera superar la media al cosechar unos 21 millones de toneladas de cereales

Este año la cosecha de cereales en España será buena. Al menos, así lo estima el ministro de Agricultura, Luis Planas, quien aseguró que se espera que se cosechen entre 21 y 23 millones de toneladas. La cifra sería superior a la media de las últimas campañas. Mientras, que las tierras dedicadas al alimento en otoño-invierno se muestran estables.

El vaticinio de estabilidad en los cereales durante la temporada lo han ratificado los productores. Por ejemplo, el directivo de la Unió de Llauradors en la provincia de Castellón, José Ramón Beltrán, espera que a mediados de junio la cosecha estará en límites normales. “Creemos que va a ser una campaña estable y esperamos recoger suficiente producto, principalmente en el interior, donde se concentra la producción”, explicó Beltrán.

Sobre otros sembradíos de materia prima aún no hay noticias oficiales. Se espera que en los próximos días en Consejo de Ministros se den las estimaciones del resto de las cosechas. También, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) aguarda a las evaluaciones sobre el efecto que generará la medida que invita al uso de las tierras de barbecho para cultivar.

Leer más

Gran parte de los cereales que importa España son de Ucrania

Las empresas españolas no han quedado al margen del efecto que ha causado en la región el conflicto entre Rusia y Ucrania. Aunque ambas naciones no son socios significativos en las exportaciones, sin son clave en las importaciones. El campo ucraniano se halla entre los principales productores de cereales. A ellos se les refiere como “el granero de Europa”.

Productos agrícolas, energía y mercados financieros son los tres sectores económicos más impactados por los ataques. La economía global sufre las consecuencias. Incertidumbre, inflación y menos crecimiento económico se combinan tóxicamente. Para España el panorama no es diferente. Ya se resienten sus importaciones de girasol y cereales y sus medios para producir fertilizantes y abonos.

“El 62% de nuestras compras en el exterior de aceite de girasol proceden de Ucrania, así como el 17% del trigo, el 31% de las tortas de aceites vegetales y el 15,4% de leguminosas grano”, señalan especialistas e informes agrarios. España, que tiene un déficit de cereales, al año también importa un 30% del maíz que requiere de Ucrania. La nación bajo ataque de  Rusia fue en la campaña 2020-2021, la segunda proveedora de maíz, por detrás de Brasil.  En total, el país ibérico compra anualmente fuera de sus  fronteras un promedio de 2,7 millones de toneladas de maíz.

Leer más

Esperan que se mantengan precios del trigo duro y otros cereales

En la semana del 13 y  al 19 de septiembre, el trigo duro no elevó tanto su precio como en semanas anteriores. Al parecer, llegó a un techo, pero la campaña sigue siendo positiva. El cereal aumentó su valor 0,6% (llegó a los 502 euros por tonelada). Las dos semanas anteriores había experimentado subidas de hasta casi 43%.

Por su parte, el trigo blando obtuvo un incremento de 0,24 %, para ubicarse en los 249,06 euros por tonelada; y la cebada aumentó 0,51 % para colocarse en el mercado en  234,82 euros por tonelada.

La  avena alcanzó un 0,8 % más que la semana precedente.  Su precio es de 221,75 euros por tonelada. La que más subió entre el 13 y 19 de septiembre fue la cebada de malta. Se incrementó 2,13 %, para cotizarse en  240 euros la tonelada. Solo el maíz bajó. El producto descendió ligeramente un 0,03%, para quedar en 268,56 euros la tonelada.

Leer más