La Comisión Europea dio luz verde a ayudas para protección contra insectos vectores

Como una subvención directa y hasta el 31 de diciembre de 2023, los productores primarios se beneficiarán de ayudas para protección contra insectos vectores. La Comisión Europea (CE) aprobó 19 millones de euros para  los operadores profesionales que invierten en instalaciones del área fitosanitaria.

La idea, es evitar que “los insectos vectores entren en los viveros de producción de los diversos tipos de materiales vegetales de reproducción (MVR). El MVR puede verse afectado, entre otras, por las siguientes plagas cuarentenarias: Xylella fastidiosa, Bursaphelenchus xilophilus, la bacteria HLB y la flavescencia dorada de la vid”, explica una nota de prensa de la CE.

La luz verde se dio luego de que la Comisión constatara que el régimen español está en sintonía con las reglas sobre ayudas estatales de la UE. Éste garantiza que la producción de alimentos sea viable, que promueva el empleo sostenible y eficiente de recursos. Gracias a estas directrices se consigue un crecimiento sostenible e inteligente en los sectores agrícola, forestal y rural.

Leer más

“Cultivando el suelo”, un proyecto que busca reducir el carbono

Cultivos más rentables y que a la vez cuiden los recursos naturales. Esa es la base de un proyecto internacional que promueve Syngenta Europa y que se llama “Cultivando el suelo” (Soil Farming Project). El programa se desarrolla en Reino Unido, Francia y España. El secuestro del carbono y un alza en la biodiversidad en las zonas cultivadas son parte de los beneficios.

La actividad se encuentra en una segunda fase. Esta busca establecer “parcelas piloto” en todas las regiones en las que se efectúan cultivos extensivos importantes. En España se están realizando pruebas en dos fincas de la comunidad de Toledo. Para el 2022  se estima ampliar el programa a sembradíos de Navarra, Castilla y León, La Rioja, Cataluña, Extremadura y Aragón.

Durante la primera fase, que ya se completó, se investigaron parcelas en Lebrija y Osasuna. Se efectuaron comparaciones en rotaciones de tres tipos de cultivo: girasol, trigo duro y garbanzo. Para ello se efectuaron labores normales de los agricultores y las propuestas por Syngenta. Estas se basan en un protocolo que contiene no efectuar labores culturales, siembra directa, empleo de abonos y fitosanitarios indicados por técnicos de casa, así como variedades de semillas.

Leer más

La biotecnología de insectos ofrece nuevas soluciones al campo

Maximizar el uso de los recursos y reducir el impacto ambiental es la meta de muchas empresas del sector agrícola. Tal es el caso del laboratorio AMSlab y el Grupo Iñesta quienes se unieron para investigar y realizar experimentos con el uso de insectos empleados para aprovechar residuos industriales agroalimentarios. Aplicación de “biotecnología” es la clave.

Los laboratoristas lucenses  junto a los fabricantes de fertilizantes y abonos para cultivos de Alicante, buscan crear nuevos y mejores insumos agrícolas. Para ello utilizarán insectos que son fuente de proteínas y lípidos que enriquecerán los subproductos.

Se pretenden obtener extractos bioactivos a base de lípidos y aminoácidos y/o péptidos con potencial agronómico. Luego, serán incluidos al menos en una formulación final comercializable con potencial bioestimulante, anti-estresante y/o inductor de defensas, a partir de una nueva fuente animal renovable como son los insectos”, señala la información suministrada por el consorcio y publicada en el portal Tierras.

Leer más