Máquinas agrícolas que complementan el trabajo de preparar el suelo

Máquinas agrícolas. Los suelos para el cultivo deben poseer condiciones especiales para que se desarrollen correctamente las plantas. Desde la implementación de las máquinas agrícolas, estas han servido (entre otras cosas) para adecuar la superficie antes de iniciar la siembra.

La labranza en grandes extensiones de terreno es mucho más eficaz si se emplean los equipos correctos. El trabajo manual ha quedado para los pequeños cultivos o huertos comunitarios. Existen algunos factores que determinarán qué maquinaría se empleará. Estos son.

  • Materia orgánica
  • Estructura del suelo
  • Compactación de la superficie
  • Aireación
  • Humedad

La preparación de las parcelas de siembra pasará por realizar movimientos que destruyan la compactación de la tierra. De esta manera, se optimizan los niveles de aire y agua que se requieren. Con un suelo aireado y húmedo las raíces se desarrollarán de manera eficaz y por ende la planta cultivada.

Leer más

El ABC de las máquinas de laboreo primario

Cuando se habla de laboreo primario, se refiere a todas esas herramientas y técnicas que se emplean para trabajar de manera profunda en el suelo. Esto ocurre en la preparación previa de la superficie en la que se cultivará. Cada productor tienen sus preferencias, pero existen pasos básicos y maquinaría agrícola específica para ello.

De las máquinas que se utilizan en el laboreo primario, estas podrían dividirse en dos renglones: las que realizan tracción y las que no. En el primer grupo están los que ejecutan el volteo del suelo y en el segundo los cultivadores pesados. Se le llama trabajo profundo porque se debe obtener una profundidad adecuada para la raíz del vegetal que se cultivará.

Leer más