Los mejores suelos para la siembra de tubérculos

Cada cultivo es distinto, es por ello que sus requerimientos para desarrollarse tienen características especiales. Los tubérculos poseen un alto contenido de almidón, lo que le aporta mucha energía a la planta. Para cosecharlos es necesario tener las condiciones ambientales óptimas. Esto incluye suelo, clima y cuidados.

Entre los principales alimentos del grupo están las patatas (papas), los boniatos (batatas, camotes), el ñame y la oca. Para cultivar estos productos se requiere de una buena tierra, la cual debe estar suelta y con niveles elevados de materia orgánica.

Casi todos los tipos de suelo pueden adecuarse para que se siembren los tubérculos, pues se pueden dar en multiplicidad de lugares. Sin embargo, no prospera su cultivo en suelos arcillosos. Esta clase de tierra hace que se retenga el agua y entre las consecuencias está que el vegetal se pudra o que sufra de enfermedades.

Leer más

“Cultivando el suelo”, un proyecto que busca reducir el carbono

Cultivos más rentables y que a la vez cuiden los recursos naturales. Esa es la base de un proyecto internacional que promueve Syngenta Europa y que se llama “Cultivando el suelo” (Soil Farming Project). El programa se desarrolla en Reino Unido, Francia y España. El secuestro del carbono y un alza en la biodiversidad en las zonas cultivadas son parte de los beneficios.

La actividad se encuentra en una segunda fase. Esta busca establecer “parcelas piloto” en todas las regiones en las que se efectúan cultivos extensivos importantes. En España se están realizando pruebas en dos fincas de la comunidad de Toledo. Para el 2022  se estima ampliar el programa a sembradíos de Navarra, Castilla y León, La Rioja, Cataluña, Extremadura y Aragón.

Durante la primera fase, que ya se completó, se investigaron parcelas en Lebrija y Osasuna. Se efectuaron comparaciones en rotaciones de tres tipos de cultivo: girasol, trigo duro y garbanzo. Para ello se efectuaron labores normales de los agricultores y las propuestas por Syngenta. Estas se basan en un protocolo que contiene no efectuar labores culturales, siembra directa, empleo de abonos y fitosanitarios indicados por técnicos de casa, así como variedades de semillas.

Leer más