Por qué son necesarias las trituradoras en los sembradíos

La tecnología y maquinaria agrícola forman parte del trabajo en el campo moderno. Ambas hacen que los equipos avancen en sus funciones e ingeniería para adaptarse a las nuevas necesidades de los cultivos modernos. Cada herramienta tiene una función determinada y su buen uso maximiza la producción y calidad de las cosechas.

Entre las máquinas más útiles en la explotación agraria figuran las trituradoras. Se emplean en casi cualquier tipo de cultivo. Su importancia radica en que con ellas se puede reducir la dimensión de la mala hierba, plantas y ramas que entorpecen o dañan el desarrollo de los vegetales sembrados. Sin ellas el trabajo se hace manual, lo que requiere mayor empleo de tiempo, personal y dinero.

Como su nombre lo indica, las trituradoras trituran los desechos vegetales a través de un movimiento repetido de hacer fuerza y aplastar. Luego del proceso, el agricultor usa el material para abonar naturalmente la tierra. Así no hay desperdicio y se aporta un valor agregado. Igualmente, este equipo  sirve para el prensado de algunos frutos y la extracción de sus jugos.

Leer más

Máquinas agrícolas que complementan el trabajo de preparar el suelo

Máquinas agrícolas. Los suelos para el cultivo deben poseer condiciones especiales para que se desarrollen correctamente las plantas. Desde la implementación de las máquinas agrícolas, estas han servido (entre otras cosas) para adecuar la superficie antes de iniciar la siembra.

La labranza en grandes extensiones de terreno es mucho más eficaz si se emplean los equipos correctos. El trabajo manual ha quedado para los pequeños cultivos o huertos comunitarios. Existen algunos factores que determinarán qué maquinaría se empleará. Estos son.

  • Materia orgánica
  • Estructura del suelo
  • Compactación de la superficie
  • Aireación
  • Humedad

La preparación de las parcelas de siembra pasará por realizar movimientos que destruyan la compactación de la tierra. De esta manera, se optimizan los niveles de aire y agua que se requieren. Con un suelo aireado y húmedo las raíces se desarrollarán de manera eficaz y por ende la planta cultivada.

Leer más

Los mejores suelos para la siembra de tubérculos

Cada cultivo es distinto, es por ello que sus requerimientos para desarrollarse tienen características especiales. Los tubérculos poseen un alto contenido de almidón, lo que le aporta mucha energía a la planta. Para cosecharlos es necesario tener las condiciones ambientales óptimas. Esto incluye suelo, clima y cuidados.

Entre los principales alimentos del grupo están las patatas (papas), los boniatos (batatas, camotes), el ñame y la oca. Para cultivar estos productos se requiere de una buena tierra, la cual debe estar suelta y con niveles elevados de materia orgánica.

Casi todos los tipos de suelo pueden adecuarse para que se siembren los tubérculos, pues se pueden dar en multiplicidad de lugares. Sin embargo, no prospera su cultivo en suelos arcillosos. Esta clase de tierra hace que se retenga el agua y entre las consecuencias está que el vegetal se pudra o que sufra de enfermedades.

Leer más

El ABC de las máquinas de laboreo primario

Cuando se habla de laboreo primario, se refiere a todas esas herramientas y técnicas que se emplean para trabajar de manera profunda en el suelo. Esto ocurre en la preparación previa de la superficie en la que se cultivará. Cada productor tienen sus preferencias, pero existen pasos básicos y maquinaría agrícola específica para ello.

De las máquinas que se utilizan en el laboreo primario, estas podrían dividirse en dos renglones: las que realizan tracción y las que no. En el primer grupo están los que ejecutan el volteo del suelo y en el segundo los cultivadores pesados. Se le llama trabajo profundo porque se debe obtener una profundidad adecuada para la raíz del vegetal que se cultivará.

Leer más