cereales

Se espera superar la media al cosechar unos 21 millones de toneladas de cereales

Este año la cosecha de cereales en España será buena. Al menos, así lo estima el ministro de Agricultura, Luis Planas, quien aseguró que se espera que se cosechen entre 21 y 23 millones de toneladas. La cifra sería superior a la media de las últimas campañas. Mientras, que las tierras dedicadas al alimento en otoño-invierno se muestran estables.

El vaticinio de estabilidad en los cereales durante la temporada lo han ratificado los productores. Por ejemplo, el directivo de la Unió de Llauradors en la provincia de Castellón, José Ramón Beltrán, espera que a mediados de junio la cosecha estará en límites normales. “Creemos que va a ser una campaña estable y esperamos recoger suficiente producto, principalmente en el interior, donde se concentra la producción”, explicó Beltrán.

Sobre otros sembradíos de materia prima aún no hay noticias oficiales. Se espera que en los próximos días en Consejo de Ministros se den las estimaciones del resto de las cosechas. También, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) aguarda a las evaluaciones sobre el efecto que generará la medida que invita al uso de las tierras de barbecho para cultivar.

Leer más

El cultivo de girasol tomará fuerza en España

Girasol. Gran parte del sector rural en España apoya la reciente medida tomada por el Consejo de Ministros de la Unión Europea. Esta permite flexibilizar los requisitos de la Política Agraria Común (PAC) que permite el uso de las tierras destinadas a Barbecho. La decisión fue tomada a fin de garantizar el suministro de cereales y semillas.

El abastecimiento español  de semillas y cereales se vio afectado por la guerra que atraviesan Rusia y Ucrania. Este último país era uno de los principales exportadores de girasol y del maíz, materia prima de mucha importancia para  la alimentación animal. Es por ello que ya los productores vislumbran qué sembrar en sus tierras ahora disponibles.

España pretende aprovechar las tierras y sembrar mucho más girasol. Esta planta requiere menos gasto de agua para su cultivo y  se da en zonas secas. La tonelada de girasol (salida de almacén) ha incrementado su costo un 25% en relación al precio que se manejaba el año pasado para la fecha. De igual modo los insumos que utilizan los trabajadores del campo han subido de precio.

Leer más

Agricultores podrán hacer uso de tierras en barbecho para cualquier cultivo

Tierras en barbecho. Cubrir algunas necesidades del sector agrícola en España se ha visto afectado por la invasión de Rusia a  Ucrania. La importación de algunas materias primas provenientes de Ucrania como el maíz y el girasol por ejemplo, influye negativamente en el mercado de alimentos para el ganado. A fin de solventar los problemas ocasionados en el sector agrario el Consejo de Ministros de agricultura ha tomado una serie de medidas en respuesta al impacto de la guerra.

El martes 29 de marzo el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación Luis Planas, manifestó que el Consejo de Ministros aprobaría, dentro del Plan de Respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania, una norma que autoriza la utilización de áreas que están en descanso del sembradío (tierras en barbecho), para la cosecha de cultivos y forrajes con la finalidad de disponer de más superficie cultivable. Hizo referencia a que la comisión Europea (CE) autorizó la utilización de zonas de barbecho para la siembra de cultivos y aprovechamiento de pasto.

“Esto irá incluido en la norma que aprobará el Consejo de Ministros en el plan de respuesta del Gobierno. Además, también se ha activado la reserva de crisis y hemos solicitado el anticipo de las ayudas de la PAC”, destacó el Ministro Planas. Esta medida se aplicará de forma excepcional este año 2022 en España para continuar con el desarrollo de su agricultura, hacerla rentable y apoyar la renta de los agricultores y ganaderos.

Leer más

Gran parte de los cereales que importa España son de Ucrania

Las empresas españolas no han quedado al margen del efecto que ha causado en la región el conflicto entre Rusia y Ucrania. Aunque ambas naciones no son socios significativos en las exportaciones, sin son clave en las importaciones. El campo ucraniano se halla entre los principales productores de cereales. A ellos se les refiere como “el granero de Europa”.

Productos agrícolas, energía y mercados financieros son los tres sectores económicos más impactados por los ataques. La economía global sufre las consecuencias. Incertidumbre, inflación y menos crecimiento económico se combinan tóxicamente. Para España el panorama no es diferente. Ya se resienten sus importaciones de girasol y cereales y sus medios para producir fertilizantes y abonos.

“El 62% de nuestras compras en el exterior de aceite de girasol proceden de Ucrania, así como el 17% del trigo, el 31% de las tortas de aceites vegetales y el 15,4% de leguminosas grano”, señalan especialistas e informes agrarios. España, que tiene un déficit de cereales, al año también importa un 30% del maíz que requiere de Ucrania. La nación bajo ataque de  Rusia fue en la campaña 2020-2021, la segunda proveedora de maíz, por detrás de Brasil.  En total, el país ibérico compra anualmente fuera de sus  fronteras un promedio de 2,7 millones de toneladas de maíz.

Leer más