Censo agrario: España necesita más jóvenes agricultores

Según el censo agrario presentado recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) apenas un 4% de los autónomos del sector rural son menores de 34 años. La cifra representa una alerta que desde hace algún tiempo clama el sector. Se están quedando sin relevo generacional.

El Censo Agrario del MAPA también publicó que solo un 15% de los agricultores españoles tienen menos de 45 años. Esto representa un problema que a juicio de los involucrados se resuelve con mayores incentivos. El censo también muestra que un 41% de los agricultores que tienen más de 65 años están trabajando. ¿La conclusión? Tenemos un campo envejecido.

Para el presidente de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos Joven (UPA Joven), Ricardo Bayo, sin jóvenes no hay progreso. “La falta de relevo generacional marca la tendencia de futuro de cualquier sector. En términos profesionales, la falta de jóvenes significa la carencia de talento que haga progresar la actividad. Es una de las cuestiones que más preocupa al campo – además del aumento de costes de producción en un 35% – porque de ello depende el futuro alimentario de todo un país”.

Leer más

145 millones de euros para atraer a mujeres y a jóvenes al campo

145 millones de euros para atraer a mujeres y a jóvenes al campo. La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) junto con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y Cajamar Caja Rural se han trazado un objetivo especial. En su agenda de trabajo está pautado impulsar el desarrollo económico y social de las zonas rurales. Eso incluye  tomar medidas que contribuyan en la prevención de la despoblación y promover la convergencia entre territorios al interior del país.

Durante la presentación del informe “La contribución de la Industria de alimentación y bebidas a la España vaciada” que tuvo lugar en Madrid, el secretario general del MAPA, Fernando Miranda, anunció que su ministerio destinará 145 millones de euros anuales para crear nuevos empleos. Con tal medida pretende atraer el relevo generacional a la industria y destaca la importancia de incorporar a las mujeres en el área del campo.

Miranda hace énfasis sobre que «España ha puesto mucho empeño en que entre los objetivos específicos de la política agrícola común se incluya todo lo que tenga que ver con la brecha de género». Al fortalecer la participación de mujeres en los en los puestos de tomas de decisiones disminuyen las diferencias entre hombres y mujeres. Además, se fomentará la mano de obra joven femenina que tiene impacto en la supervivencia y crecimiento de la agricultura.

Leer más