España apuesta por la agricultura del carbono

Carbono. El pasado 8 de febrero se llevó a cabo una reunión en el Consejo informal de Ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE).  En el evento se  efectuó un debate sobre el documento que presentó Francia denominado “Consolidar modelos agrícolas y forestales a favor del clima: la agricultura baja en carbono”. En representación de España participó el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

Planas hizo énfasis que para incentivar la agricultura del carbono es necesario aprovechar todos los recursos disponibles. Realizar proyectos ambientales utilizando fondos públicos y,  principalmente,  mediante la compensación voluntaria del carbono de las empresas privadas. El ministro indicó que España cuenta con registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono.

Vale  destacar que contar con el registro es de mucha importancia, ya que aporta información sobre la cantidad de gases de efecto invernadero que emite a la atmósfera el desarrollo de actividades de las empresas y las organizaciones. El  fin es neutralizar la cantidad que se emite de Dióxido de Carbono (CO2) a través de la compensación.

Leer más

La Agricultura de Conservación hace frente a la emergencia climática

Recientemente se publicó un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Confirman la gran influencia de los humanos en el cambio climático. El alza de las temperaturas no cederá en los próximos años a menos que se tomen medidas paliativas y sostenidas. La llamada Agricultura de Conservación es una de ellas.

Además de disminuir las emisiones de gases, como se estableció en el Acuerdo de Paris, la otra acción es capturar el dióxido de carbono de la atmosfera mediante sumideros. Los suelos son los sumideros más importantes del planeta y en ellos la agricultura juega un rol fundamental.

Ya hay ejemplos de lo que consigue la Agricultura de Conservación en España. Proyectos LIFE (Agricarbon, Climagri, Agromitiga) han mostrado resultados satisfactorios. Para ello se recomienda parar con el laboreo para dejar los suelos cubiertos de cultivos herbáceos. Además, se plantea el fomento del empleo de “cubiertas vegetales entre hileras de árboles en cultivos leñosos”.

Leer más