Valencia supera la media española de crecimiento en la agricultura ecológica

El crecimiento de la agricultura ecológica en la Comunitat Valenciana es superior al total de la nación. Tras comparar el informe del sector presentado en mayo y que da cuentas de 2016 a 2020, en España hubo un alza de 20,7%, cifra cuadruplicada por Valencia, que lo hizo en un 81,2%. Es decir, la superficie de siembra creció exponencialmente en relación a la media nacional.

El tiempo estudiado en el informe coincide con la activación del I Plan Valenciano de Producción Ecológica. Inicialmente contó con la consellera de Agricultura del Botànic, Elena Cebrián. En la actualidad, el programa está a cargo de Mireia Mollà.

En el renglón de operadores ecológicos Valencia también supera el promedio estatal. En España se elevó 25,9%, mientras que en Valencia subió 46,1%. En total, la cantidad de productores y comercializadores agrarios en la comunidad es de 3.861, lo que la ubica en cuarto lugar. Primera es Andalucía con 17.721, le sigue Castilla-La Mancha con 8.611 y luego Catalunya con 5.857.

Leer más

“Cultivando el suelo”, un proyecto que busca reducir el carbono

Cultivos más rentables y que a la vez cuiden los recursos naturales. Esa es la base de un proyecto internacional que promueve Syngenta Europa y que se llama “Cultivando el suelo” (Soil Farming Project). El programa se desarrolla en Reino Unido, Francia y España. El secuestro del carbono y un alza en la biodiversidad en las zonas cultivadas son parte de los beneficios.

La actividad se encuentra en una segunda fase. Esta busca establecer “parcelas piloto” en todas las regiones en las que se efectúan cultivos extensivos importantes. En España se están realizando pruebas en dos fincas de la comunidad de Toledo. Para el 2022  se estima ampliar el programa a sembradíos de Navarra, Castilla y León, La Rioja, Cataluña, Extremadura y Aragón.

Durante la primera fase, que ya se completó, se investigaron parcelas en Lebrija y Osasuna. Se efectuaron comparaciones en rotaciones de tres tipos de cultivo: girasol, trigo duro y garbanzo. Para ello se efectuaron labores normales de los agricultores y las propuestas por Syngenta. Estas se basan en un protocolo que contiene no efectuar labores culturales, siembra directa, empleo de abonos y fitosanitarios indicados por técnicos de casa, así como variedades de semillas.

Leer más

Los sembradíos españoles necesitan mucha más agua que hace un siglo

La agricultura española está más sedienta que hace un siglo. Al menos, así lo señala un estudio publicado en la revista “Science of the Total Environment”. El trabajo indicó que de 1922 a 2016 la necesidad hídrica de la actividad agraria en el país ibérico se elevó un 21%. Las razones del incremento serían la industrialización y el cambio climático.

La investigación fue realizada por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Específicamente, científicos de la Escuela Técnica superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (Etsiaab) estuvieron a cargo de las mediciones. Para ello emplearon un indicativo llamado “agua violeta”, que cuantifica el estrés hídrico.

Eduardo Aguilera, uno de los investigadores de Etsiaab, señaló que en los últimos años aumentó la preocupación por el impacto que causa y causará a futuro los cambios del clima al campo. “Uno de los principales puntos calientes el consumo de agua y su creciente escasez, que, según las previsiones, afectará especialmente a la cuenca del Mediterráneo. Consecuentemente, está creciendo el interés científico tanto a nivel nacional como internacional sobre la huella hídrica del sector agrario”, dijo Aguilera.

Leer más

Renovación generacional, el reto de los agricultores europeos

Renovación generacional. Es cierto, hubo un avance. Sin embargo, aún son mucho más las personas mayores que están al frente de la agricultura europea y no los jóvenes. Un estudio efectuado en 2016 señaló que de cuatro titulares de explotación solo uno es menor de 40 años, los otros tres tienen más de 65. Al parecer, las políticas de la comunidad siguen sin ser suficientes.

La Comisión Europea (CE) publicó recientemente  las conclusiones de la «Evaluación del impacto de la PAC en el relevo generacional, el desarrollo local y el empleo en las zonas rurales». En el informe se habla sobre lo positiva que ha sido la Política Agraria Común (PAC) y sus limitaciones. El impacto es bueno en términos generales. Pero, las deficiencias son más notorias en las localidades en las que hay carencias de servicios básicos o de infraestructura.

Entre las medidas de la PAC está el apoyo para que los jóvenes agricultores tengan una economía sostenible. Aunque estas ayudas son importantes, no logran romper las barreras principales, como lo son más acceso al capital y a la tierra. No hay un aprovechamiento total de las potencialidades de la juventud. Por sí sola, la PAC  no es capaz de garantizar la renovación generacional en Europa.

Leer más