El vino y el cava vivieron una optimista campaña navideña

El 2020, por las limitaciones de la pandemia de Covid-19, fue de grandes pérdidas para el sector vitivinícola. Sin embargo, en el 2021 se vivió una importante recuperación. Los espumosos y los vinos, especialmente, el cava, experimentaron un alza considerable en el consumo. La tendencia fue buena, aunque aún no se totalicen las cifras.

En las fiestas navideñas de este año  han hecho que los bodegueros se sientan optimistas. Las estimaciones de ventas se trasladan a los tiempos antes de la crisis sanitaria mundial. La facturación de la temporada representa el 30% de lo que se vende durante todo un año. En 2020 el porcentaje de comercialización del cava mermó un 14% y el del vino 20%.

Javier Pagés, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cava, hay un crecimiento nacional e internacional. “Entre enero y septiembre, se vendieron 170 millones de botellas de cava, el 16,45 % más que en el mismo periodo de 2020, con un alza tanto en el mercado nacional como en el internacional. El cava exporta más de dos terceras partes.  Como destino destaca Estados Unidos, donde las ventas crecieron un 63 %, situándose como el segundo mercado por detrás de Alemania y por delante de Bélgica”, explicó Pagés.

Leer más