El cultivo de girasol tomará fuerza en España

Girasol. Gran parte del sector rural en España apoya la reciente medida tomada por el Consejo de Ministros de la Unión Europea. Esta permite flexibilizar los requisitos de la Política Agraria Común (PAC) que permite el uso de las tierras destinadas a Barbecho. La decisión fue tomada a fin de garantizar el suministro de cereales y semillas.

El abastecimiento español  de semillas y cereales se vio afectado por la guerra que atraviesan Rusia y Ucrania. Este último país era uno de los principales exportadores de girasol y del maíz, materia prima de mucha importancia para  la alimentación animal. Es por ello que ya los productores vislumbran qué sembrar en sus tierras ahora disponibles.

España pretende aprovechar las tierras y sembrar mucho más girasol. Esta planta requiere menos gasto de agua para su cultivo y  se da en zonas secas. La tonelada de girasol (salida de almacén) ha incrementado su costo un 25% en relación al precio que se manejaba el año pasado para la fecha. De igual modo los insumos que utilizan los trabajadores del campo han subido de precio.

Leer más

Asaja promueve el trabajo autónomo agrario

Asaja. “Agroempleo” es el nombre  de la campaña que busca que los jóvenes apuesten por trabajar en el campo. La iniciativa es promovida por la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de España (Asaja), como una forma de contrarrestar el abandono de la actividad en la nación.

Para nadie es un secreto que son muchos los factores que influyen en la apatía por el trabajar la tierra. El despoblamiento de las zonas rurales, rentabilidad, oportunidades y formación son parte de los problemas a enfrentar. Sin embargo, para Asaja la actividad agraria por cuenta propia es parte de la solución.

La organización explica en su página web oficial que la campaña representa “un primer paso para concienciar  a los jóvenes de las oportunidades y ventajas que ofrece el sector agrario a los emprendedores innovadores”. El “Agroempleo” es una alternativa perfectamente viable para los jóvenes que se encuentran desempleados y quieren realizar actividades lucrativas por cuenta propia.

Leer más

Cooperativas piden ayuda a la UE para el desarrollo rural

Las cooperativas agrarias son fundamentales para el desarrollo rural. De ellas se generan números beneficios para las comunidades e incluso para el planeta. Así lo ha dejado saber en un comunicado Ramón Armengol, presidente de la Confederación de Cooperativas Agroalimentarias de la Unión Europea (Cogeca).

El directivo de Cogeca ha hecho un llamado a los ministros de Agricultura de los países miembro de la Unión Europea para que a través de ese organismo se brinde un mayor apoyo a las organizaciones comunitarias. A juicio de Armengol, si se fomentan las cooperativas hay más oportunidad para que el campo y la economía local evolucionen.

En la misiva el titular de las cooperativas europeas dijo que “estas empresas no se deslocalizan de las zonas rurales. En estas áreas viven sus propietarios, agricultores y ganaderos, que generan empleo y, en muchos casos, son el centro económico y social del territorio donde están ubicadas”.

Leer más

Cooperativas agroalimentarias brindan oportunidad a universitarios andaluces

Estrenar el currículo en una empresa andaluza será mucho más fácil para los jóvenes. Al menos,  de eso trata el convenio que promueven Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía. En alianza con universidades de la región, darán empleo a los alumnos de último curso de grado o másteres especializados.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), uno de cada tres jóvenes andaluces (entre 20 y 29 años) terminó el año 2020 desempleado. A la juventud se le dificulta hallar oportunidades laborales que les permita iniciar su carrera. Mientras, el sector agrario cada vez más tecnificado peligra por la carencia de relevo generacional.

Es por ello de que las cooperativas buscan brindar esa primera oportunidad a los jóvenes y además mostrarles este modelo de negocios. Para Andalucía este tipo de empresas genera el 5% del Producto Interior Bruto (PIB).

Leer más

Reforma de la PAC genera inquietud

Reforma de la PAC. El sector agrario español está inquieto, descontento y a la expectativa. Las negociaciones para reformar la Política Agraria Común (PAC) se han bloqueado. Los entes de la Unión Europea (UE) negociaron intensamente, pero no pudieron llegar a un acuerdo en Bruselas para cerrar la norma que regirá de 2023 a 2027.

Son numerosos los temas que faltan por concretar en la PAC. Sin embargo, el punto más álgido ha sido el ambiental. Las pretensiones ecológicas para la política agraria causa indignación a muchos agricultores. Algunos las tildan de muy ambiciosas, mientras que las Organizaciones No Gubernamentales ambientalistas están a favor.

El 28 y 29 de junio es la nueva meta de los Estados miembros para concretar. La reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE es ahora en Luxemburgo. Luego, el Gobierno y las autonomías en España establecerán la ejecución de la reforma de la PAC y de los proyectos nacionales. Si no se logra un acuerdo para la fecha pautada se obstaculizarían los planes de la nación.

Leer más

La agricultura ecológica está marcada por la desigualdad en los países de la UE

Agricultura ecológica. Así como hay países que ya cumplen con los objetivos ecológicos trazados, otros tienen porcentajes casi nulos. La meta de incluir más productos alimenticios que se cultivan de forma amable con el ambiente en la dieta de los europeos es ambiciosa. Algunos la ven como inalcanzable, pues las cifras son contundentes.

La Comisión Europea (CE) presentó su Plan de Acción. La finalidad es que en 2030 el 25% de la superficie cultivada en tierras europeas se certifique como ecológica. En 2019 apenas un 8,5% del total del suelo útil estaba certificado. Para colmo, la disparidad entre cada nación es abrumadora. Por ejemplo, en Austria se cumple con 25,3%, mientras que Malta no llega ni al 1% (tiene 0,5%).

Después de Austria, según informes del CE, los países con mejor agricultura ecológica son Estonia, con 22,3% y Suecia, con 20,4%. Sin embargo, los principales productores agrícolas figuran en una media que, aunque no es tan mala, todavía está muy por debajo de la meta. Así tenemos que Italia cuenta con un 15,2 %, España con un 9,7% y Francia con un 7,7%.

Leer más