Perspectivas de la siembra de colza

La colza en secano se desploma, pero la de regadío augura una buena campaña

La Lonja Agropecuaria de León ha vaticinado una buena campaña para la colza de regadío. Informó que existe abundancia de agua en los embalses, lo que garantiza el riego de nascencia y su adecuada implantación. La meta de la organización es el aumento significativo de la superficie destinada a la oleaginosa. La campaña pasada se trabajaron 368 hectáreas de colza bajo riego. Las actuales están por confirmarse.

Los agricultores deberán volver a confiar en el rubro tras la desmotivación del 2017, cuando pantanos vacíos imposibilitaban la labor. Las primeras siembras comenzaron la segunda quincena de septiembre en León, donde la colza es un cultivo en expansión.

La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria, ACOR, también indicó que las perspectivas son mejores esta campaña que la anterior. Hay una mejor preparación del agricultor, que ha venido conociendo más el cultivo. Los entes involucrados hacen hincapié en la atención temprana del producto. Además, prosigue el ensayo con las diferentes variedades, en procura de una mayor producción.

Mala campaña de la colza en secano

En secano, el panorama es diferente. La ausencia de lluvias durante el mes de septiembre y principio de octubre arruinó la siembra de colza. Los agricultores leoneses la dan por perdida. Este es el segundo año consecutivo en el que el clima hace una mala jugada, generando un descenso significativo en el cultivo.

La situación podría reducir aún más la superficie de siembra de colza. La mala campaña en secano del 2017 ocasionó la reducción de hectáreas, de 2.400 pasaron a 1.132 en el 2018. ¿Cuántas serán destinadas a futuro? Es difícil de descifrar. La siembra de colza está indicada para principios de otoño y no es factible sin una gota de humedad.

El tiempo, factor determinante

El tiempo será un factor determinante para la siembra de colza en León y en otras provincias de España. Es un cultivo con potencial y gran rentabilidad. Soporta el estrés hídrico, pero necesita de las lluvias durante la floración. Hechas las labores en las fechas indicadas, los agricultores colocan su mirada al cielo y esperan sacar adelante sus plantaciones.

La colza es un cultivo alternativo que en los últimos diez años ganó auge en la región. La planta se usa para fines energéticos y para la elaboración de aceite destinado al consumo humano. León, al igual que Zamora, Valladolid, Salamanca y Ávila, ha aprovechado el resurgir de este producto. Año tras año estas provincias incrementan el número de hectáreas y la producción (en kilogramos) en ellas.