Sector agrario busca mejorar las condiciones laborales, financieras y de inversión

Sindicalistas y patronos de los sectores agrarios y agroalimentarios volverán a reunirse. Así lo informó Javier Velasco, líder estatal del área campesina del CCOO-Industria, quien afirmó que todavía no hay un pacto sobre el convenio que definirá las condiciones contractuales de los trabajadores.

En diciembre se efectuó el último encuentro y a juicio de Velasco la patronal ha puesto trabas y hasta pretende retrasar el proceso. CEOE y Cepyme designaron a Asaja, Fepex y al Comité de Gestión de Cítricos, para que muestren una propuesta unitaria.

La idea es que el arreglo final sea digno e incluyente, pues desean que se tome en cuenta a aquellos que laboran por “cuenta ajena” y a los que están en áreas donde no existe Convenio Provincial. Se estima que las negociaciones se retomen a mediados de febrero. 

Grupos sindicales reclaman una PAC adecuada

Los grupos sindicales confían en que la Política Agraria Común (PAC) se ajuste a la premisa anterior. Les dé un trato justo y les reivindique legalmente. Para el sindicato es amoral que existan empresarios que se beneficien de la PAC, mientras vulneran el derecho del trabajador.

Similar petición hacen al Ministerio de Agricultura. Aseguran que ellos deben contar con el mismo peso representativo del gremio profesional agrario, pues al final todos terminan siendo afectados por las medidas que se toman en reuniones ministeriales, según lo demandan el CCOO de Industria y UGT-FICA. En su opinión, los diputados también deberán sumarse.

En varias ocasiones han mencionado que no se sienten integrados por completo al Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (Reass). Concuerdan en que la ley carece de mecanismos que protejan a los desempleados agrarios. Aparentemente, son unos 250 mil cotizantes que quedan fuera del subsidio.

Otros temas de discusión

La situación se ve agravada por la sequía que ha dejado sin empleo a cientos de personas que no han visto un compromiso real del ejecutivo con ellos. De allí que este tema también será incluido en la agenda sindical agraria. 

Asimismo, se piensa debatir sobre la Alta Temporalidad, un punto que no deja de ser sensible, pues ven como ciertos patronos incumplen con la normativa y dejan sin la contratación estipulada a los jornaleros. Es más, se les ha llegado a exigir la renuncia en lugar de darles un puesto fijo discontinuo.

En esencia, piden una administración más fuerte para que surja económicamente la agricultura.