En Castilla-La Mancha se espera una renta de 300 mil toneladas de melón y 280 mil de sandía

Las esperanzas para los productores de sandía y melón en España se elevaron. Todo indica que con la vuelta del calor a tierras europeas, la demanda y la oferta de las frutas se nivelarán. La inestabilidad climática de los últimos meses afectó negativamente las actividades de distribución, disminuyendo el consumo y los precios.

A pesar de que al arranque de la campaña (durante los primeros 15 días de junio), los melones lograron la rentabilidad esperada, la situación cambió. Al menos, así lo han reportado representantes del sector en Murcia y Almería. Según han dicho, los problemas surgieron-principalmente-por la reducción de las exportaciones, a causa del mal tiempo en los destinos.

Por ejemplo, los países a los que más se exporta desde Murcia son Alemania (59.429tm), Francia (59.191tm) y Reino Unido (46.139tm). En 2017, empresarios de esa comunidad sacaron de sus fronteras unas 231.659tm de melón. No obstante, este año la incertidumbre por el mal tiempo en esas naciones mantuvo en vilo al gremio por dos semanas.

La sandía se recupera

Las jugosas sandías también enfrentaron dificultades similares. Entre mayo y inicio junio todo marchó bien. Lo que se produjo en los invernaderos se comercializó ante una elevada demanda y poca oferta. Sin embargo, después del 15 los precios se desplomaron porque aumentó la salida de sandías ante un consumo que se vio dramáticamente aminorado.

Pero no todo está perdido. Las estimaciones de los empresarios y agricultores de la fruta señalan que los cultivos se regularon y el ciclo se normalizó. Los estudios que manejan hablan de un incremento en el consumo. Por lo tanto, esperan que en los próximos días la venta de sandías mejore y se cotice al costo justo.

El “parón” a la ingesta de las frutas veraniegas estaría solventado tanto para la sandía como para el melón. También se compensaría la baja rentabilidad de los alimentos en poblaciones como Almería, donde señalan que el volumen fue menor al acostumbrado en los invernaderos. Las flores del melón y la sandía no “cuajaron” por la falta de luz.

Proyecciones

Las organizaciones que agrupan a los productores de Almería ya habían alertado sobre la caída en los precios de origen. El cálculo era de hasta 82%. A juicio de los involucrados, la situación evidenció la “desprotección” de los trabajadores del campo ante prácticas violentas de dominio.

En Castilla-La Mancha esperan que la campaña se normalice. Los cortes de melón empezarán entre el 22 y 25 de julio. Las hectáreas cultivadas fueron similares a 2017 y rondan las 10 mil hectáreas. De ellas se espera una renta de 300 mil toneladas de melón y 280 mil de sandía.