Plan para mantener la pesca en el Midetrráneo

Recuperar la pesca del Mediterráneo es la meta de la Comisión Europea

Desde el año 2000, la pesca de especies demersales en el Mar Mediterráneo Occidental ha caído hasta ubicarse en un 23%. Esta cifra motivó a la Comisión Europea (CE) a trabajar en un plan para reactivar la actividad.

Salvaguardar poblaciones de merluzas, cigalas y salmonetes, entre otros, es la base de la propuesta hecha por Bruselas. Y es que el mantenimiento de los procesos actuales reduciría en un 90% las reservas de estas variedades, en los próximos siete años (2025).

De cumplirse estos pronósticos, unos 16 mil empleos se perderían, y unos 1.500 navíos pesqueros que hacen vida en la zona se verían afectados. Prevenir estos hechos resulta prioritario, o al menos así lo hizo ver el ente europeo en un pronunciamiento reciente.

Detalles del proyecto de recuperación de la pesca

Con la meta de equilibrar las poblaciones pesqueras para garantizar la actividad económica, sin sacrificar los puestos de trabajo, se pretende establecer nuevas regulaciones. Así lo informó en un comunicado Karmenu Vella, funcionario de “Pesca y Asuntos Marítimos” de Europa, quien enfatizó que las medidas son urgentes.

Indicó que unos 10.900 barcos italianos (50%), españoles (39%) y franceses (11%) deberán acatar los estatutos que limitarán la pesca, entre otras normas, para dar continuidad a las faenas. Los espacios donde operan estas tres naciones son Baleares, las islas de Cerdeña y Córcega, y el norte del Mar de Alborán.

Los países afectados tendrían que cooperar entre sí. ¿Cómo? Reduciendo la captura durante un año, que es el tiempo de acción del proyecto, y eliminando el trabajo en espacios marinos profundos (más de 100 metros). La limitante irá del 1 de mayo al 31 de julio, cada año, y abarca la caza de camarón rosado de aguas profundas, varios tipos de gambas, cigalas, merluzas y saltamontes.

Reacciones frente a la propuesta

El Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la Unión Europea tendrán la tarea de debatir el plan presentado por la CE. Igualmente, las prohibiciones tienen que tener una base técnica y contar con la evaluación de representantes del sector pesquero en general.

Sin embargo, desde ya la asociación patronal que agrupa a los armadores, Cepesca, y el gobierno español, se han reunido para fijar posiciones al respecto. Integrantes de Cepesca ya han manifestado su inquietud ante la baja de días laborables en el mar.

Señalan que las restricciones no sólo deben enfocarse en la práctica del arrastre. También deben ampliarse para proteger a más especies marinas. Además, piden la aclaración o especificación de la denominada “flota artesanal”, que habla de puntos interesantes como límites, subvenciones y requerimientos, entre otros detalles que insisten en conocer.