cultivos en regiones montañosas de Navarra

En Navarra dan luz verde al Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2015-2020

Tanto el gobierno local como nacional han volcado su mirada al sector agrícola de Navarra. Con el objetivo de promover los cultivos y mejorar las comunicaciones, se han puesto en marcha ayudas a los trabajadores del campo.

Recientemente se dio luz verde a la ejecución de un plan que beneficiará económicamente las áreas montañosas y con límites impuestos por la naturaleza. A través del “Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2015-2020” se destinarán 5,2 millones de euros al aprovechamiento de esas tierras. ¿La razón? Que no se abandonen por completo.

Con este aporte, el Gobierno busca facilitar la siembra en espacios complejos como los de montaña, que ocupan el 85% del territorio de Navarra. En total son unas 855 mil hectáreas registradas, que tendrán acceso a las subvenciones. El plan surge de una modificación especial hecha al PDR.

Incentivo local para los cultivos en zonas de montaña

Ya en 2017 el Gobierno de Navarra había incrementado 50% el financiamiento destinado a sus espacios rurales. Cónsonos con las normas establecidas por la Unión Europea (UE), el ayuntamiento estableció las compensaciones adicionales. La idea es mantener la actividad campesina en la región, reforzar su competitividad y promover la conservación del ecosistema.

Trabajadores del agro y la ganadería en las llamadas “zonas desfavorecidas” (nueve municipios), están llamados a adherirse al programa especial. Son 231 las localidades incluidas. Con el apoyo monetario se espera que los aquejados se motiven a dar provecho a la superficie. Igualmente, buscan contribuir a la sostenibilidad y mantenimiento del productor local.

El ejecutivo también colabora

El Gobierno de España también incluyó a Navarra de forma especial en su presupuesto. Enmarcado en la “Ley de Presupuestos del Estado para 2018”, el Ejecutivo prevé añadir 56,44 millones de euros para la “comunidad floral”. El dinero se invertirá en proyectos de gran envergadura.

La ampliación de Yesa, construcción del Canal de Navarra y del sistema de ferrocarriles de Alta Velocidad, son los objetivos para este año. El Estado considera como factibles y totalmente ejecutables los planes trazados. Con ellos se mejorarían las vías de comunicación, se fortalecería el desarrollo económico y se modernizaría esa población del norte de la península ibérica.

Según cifras expuestas, el capital se repartirá de la siguiente manera: para el Canal 1,5 millones de euros, para el embalse 13,77 millones y para los ferrocarriles 33,17 millones. Adicionalmente, se sumarán 2.794 millones de euros para el sistema Aragón y 844 mil euros para contingencias ocasionadas por daños en presas. Sin dudas, son buenas noticias para la región productora y el futuro de sus lugareños.