Mapama y UNE trabajarán en las normativas para regular el uso de fertilizantes y maquinarias

Eliminar trabas que impiden a los españoles avanzar en materia agrícola es uno de los objetivos. Las normas no siempre acompañan los proyectos de mejora dentro del sector. Es por ello que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y la Asociación Española de Normalización (UNE) se alinearon para cambiar ese panorama.

Los entes pactaron trabajar de manera conjunta en el establecimiento de reglas para la utilización de máquinas agrícolas  y productos de fertilización. La meta es desarrollar normativas para responder satisfactoriamente a las quejas de los involucrados.

Constructores de maquinaria del país ibérico han manifestado que requieren nuevos implementos e instrumentos que optimicen la seguridad y se acoplen a los procesos de vanguardia. Para lograr esa precisión, es necesario poner el foco en los estatutos.

Un nuevo convenio que parece favorecer al sector agrícola

La alianza suscrita compromete a la UNE y al Mapama a dar asesoría y seguimiento para fomentar la evolución reglamentaria. Además, apoyará a las juntas técnicas en los procedimientos de normalización nacional, internacional y europea que sean de provecho para las empresas y la administración de España.

Las partes acordaron la partición de los involucrados. Se asegurarán de que estén representados cuando se elaboren los lineamientos de la UNE y las Normas Europeas (EN).

Promover un uso racional y ahorrativo de los recursos, y un aumento en la calidad de los productos, es otro de los principios del convenio. Los documentos (normas técnicas) que surjan tendrán la aprobación de expertos. Cualquiera podrá acceder al material y al lenguaje empleado.

Más beneficios

Desde hace algún tiempo se vienen dando pasos en la reglamentación del uso de fertilizantes. Con esta nueva colaboración se culminarían los trámites de lo que será el nuevo Reglamento para Europa. Los puntos incluyen bioestimulantes, enmiendas, así como utilización de abonos y sustratos. Se tomaron de base las EN.

“Agricultura Sostenible” es la bandera que enarbolan las políticas comunitarias de Unión Europea (UE). Industrias competitivas, fiables y que beneficien a los trabajadores del campo son parte del llamado “Nuevo Enfoque” de la UE.

La demanda de normas novedosas, que apunten a la modernización y adecuación de los equipos es fundamental. Al menos, así lo expresan funcionarios de los entes gubernamentales que prevén colaborar en este proceso.