Fabricación y uso de productos para la agricultura ecológica tiene nuevas normas

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y medio Ambiente (Mapama), con apoyo de la Asociación Española de Normalización, gestionó la preparación de la normativa voluntaria, adecuada al sector privado, que regirá la clasificación de productos indicados para la agricultura ecológica.

Esto se debe a que los artículos eco-amigables no pertenecen a un área de uso específica, enmarcadas en los Reglamentos comunitarios establecidos para la producción agrícola. Algunos tampoco reciben la certificación apropiada, ni cuentan con las etiquetas publicitarias, dotadas con el logotipo ecológico europeo. A pesar de ello, no están exentos de cumplir ciertos requerimientos de autorización.

Según lo reseñado en la página web de Mapama, la situación ha ocasionado gran confusión entre los agricultores, ante la presencia de sustancias residuales, consideradas prohibidas, que-en ocasiones-se han empleado en importantes cultivos, pensando que su acción es igual o similar a la de productos que sí han recibido la certificación ecológica, orgánica o biológica.

La preparación de estas Normas UNE tuvo una duración de dos años, debido a la gran cantidad de tecnicismos relacionados a la materia. Para su establecimiento se contó con la participación de organizaciones gubernamentales, así como comerciantes y productores, los cuales debían alcanzar un consenso para la definición de cada uno de los estatutos. Aún con los retrasos propios de la actividad, este suceso ha marcado un hito en la agricultura ecológica de España.

Referencia para fabricantes y garantía para la agricultura

La concepción del reglamento, que ha llevado a cabo el Ministerio, es el resultado de un impulso por parte de grupos de interés, cuya meta era organizar la oferta de insumos y dar garantía a los productores que los usan.

Asimismo, una ventaja adicional de la aplicación de las Normas UNE, es establecer un marco de referencia para fabricantes y entes certificadores.

La Asociación Española de Normalización ha puesto, finalmente, a disposición de la colectividad las tres nuevas reglas, de práctica voluntaria, para los productos ecológicos, indicados en la agricultura:

  • UNE 142500: Fertilizantes, enmiendas y sustratos para cultivos.
  • UNE 315500: Insumos para control de plagas y enfermedades vegetales.
  • UNE 66500: Cumplimiento de requisitos vitales para recibir la certificación de productos de uso ecológico, según las normas anteriormente mencionadas.

Tanto la Norma UNE 142500, como la 315500 están referidas directamente al artículo ecológico, ya sean fertilizantes o fitosanitarios, su producción, empaquetado y etiquetado. Sin duda, se dirigen al sector industrial. Por el contrario, la Norma UNE 65500, está relacionada a las evaluaciones de rigor para lo anterior.

Esto incluye: requisitos mínimos de cumplimiento y marcos referenciales a nivel laboral  y de certificación. Su rango debe ser definido por organismos encargados de realizar la legitimación de los insumos utilizados en la producción agrícola ecológica del país.