Normativas pesca artesanal

Piden flexibilizar obligaciones de descarga en puertos

Las obligaciones de descarga en puertos pautadas para 2019 contra el descarte de peces, será tema de discusión en la reunión que el Consejo de Ministros de la UE sostiene hoy en Luxemburgo. Según información divulgada en los distintos medios del país, España pedirá que la flota de pesca artesanal quede “liberada” de esas responsabilidades.

La intención de Garcia Tejerina es pedir a la CE (Comisión Europea), que las medidas sean aplicadas al 92% de la flota, y no a su totalidad, para proteger a las embarcaciones artesanales, por considerarlas más vulnerables. Vale recordar que esta normativa que se ejecuta desde 2015, se extenderá desde el 1 de enero a los caladeros y a las pesquerías mixtas, exigiéndoles a los navíos el desembarque de sus productos en el puerto. Básicamente, el objetivo es la regulación del descarte, es decir las capturas no deseadas de especies que, al morir, se arrojan al mar.

Preocupación sobre la pesca y las contrataciones

Lo que pueda ocurrir con los peces de estrangulamiento es lo que más preocupa a las pesquerías mixtas, ya que en este grupo se cuentan las especies para las que el barco no tiene cuota, pero que igualmente caen en sus redes durante el proceso de pesca.

El riesgo principal de esto, es que algunas cuotas, como las merluceras por ejemplo, deban regresar a puerto al poco tiempo de haber comenzado la temporada, debido al agotamiento de especies accesorias como el bacalao o el ochavo.

Se estima que unas ocho naciones puedan respaldar la solicitud de Tejerina, especialmente Francia que ha manifestado compartir planteamientos sobre el descarte, en reuniones anteriores. Por lo que luchan ambos países es por prevenir el desequilibrio de la actividad pesquera el próximo año.

En el encuentro de Luxemburgo se tratarán también la propuesta de la CE de prohibir las prácticas desleales. La exigencia radica en un trato más justo para las Pequeñas y Medianas Industrias del sector agrícola y alimentario. Las cancelaciones y cambios de contrato de manera unilateral, deben ser evitadas según exponen.

Por otro lado, se incluirá en la agenda el tema de la peste porcina en África, ya que los ministros temen por su proliferación.