España tendrá que reducir 30% emisiones de CO2 para alcanzar metas climáticas

Cerca de unos 30 millones de toneladas de CO2 deberá dejar de emitir España si desea lograr las metas acordadas en Europa para 2030. La cifra representa un 30% de lo que se generó en el año 2005.  Sin embargo, la empresa Repsol cree que la disminución podría ser más significativa.

La multinacional española asegura que la nación tiene la capacidad de disminuir casi el doble de lo estimado, es decir 62 millones de toneladas de CO2. En 2015 el país ibérico generó 336 millones t, lo que estaría por encima de lo acordado en la Cumbre de París. El compromiso fue de emitir 26,4 millones t menos, como parte de las estrategias estipuladas para luchar en contra del cambio climático.

Las principales urbes de la nación son las que más contaminan el aire. El llamado, según el pacto suscrito por la UE, es fundamentalmente para el sector industrial pesado y eléctrico. Igualmente, para los denominados difusos (construcción, agro, aseo, transporte, etc.), que suelen concentrarse en las ciudades

Visión optimista sobre la reducción del CO2

Recientemente Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, alertó al gobierno sobre la necesidad de controlar las emisiones de CO2 en las áreas urbanas. Por ello la Ley Contra el Cambio Climático estaría enfocada en hacer de ellas, verdaderos espacios sostenibles. A juicio de Tejerina, es mucho lo que pueden sumar a la lucha ecológica.

Según Repsol España, la organización está capacitada para asumir la tarea conservacionista, mucho más que otras naciones europeas. Un paso que la compañía petroquímica considera positivo, es la redacción del “Plan Integral de Energía y Clima”, que traza un camino de acción para los próximos 10 años. El programa, más la nueva ley, cuenta con la visión de expertos y amplia participación de los entes involucrados.

Antonio Brufau, presidente de la industria energética, se sumó con la propuesta de duplicar la meta de París. Para el empresario, la transición hacia el objetivo debe ser acertada, para que nadie pague las consecuencias. Su idea apunta al desarrollo de  “renovables eléctricas” y al uso eficiente de la energía. ¿Ejemplos? Energía solar (fotovoltáica) y eólica.

En buenos pasos

Inclinarse por las tecnologías que ya están probadas en calidad y eficiencia hará que los costes sean menores. Brufau sugiere que la maduración de estos avances debe estar financiada por la empresa privada y no por el Gobierno. Explicó que Repsol ya tiene en la mira las medidas a tomar para reducir el CO2 al máximo en España.

Entretanto, Tejerina apuntó que el Gobierno trabaja incansablemente en proyectos que contribuyen a mejorar la “salud” del planeta. Expresó que todo apunta a que cumplirán con el desafío medioambiental que se exige.