El hallazgo del genoma del trigo

Especialistas de unos 20 países descubrieron el genoma del trigo

No fue fácil. El tesón, la dedicación y la batalla emprendida por un grupo de científicos llegó a su cumbre este 2018 luego de que anunciaran la noticia: “se descifró el genoma del trigo”. El proyecto se había prolongado por 13 años y gracias a este hallazgo se vislumbra un futuro prometedor para la agricultura mundial.

El trigo es el alimento que proporciona a los humanos el 20% de las calorías que consume a diario. Una cifra superior a cualquier otro alimento. De allí la relevancia de este logro obtenido por unos 200 especialistas de 73 centros investigativos de 20 países (incluida España). Los mismos forman parte del “International Wheat Genome Sequencing Consortium” (Consorcio Internacional para la Secuenciación del Genoma del Trigo).

Gracias a su esfuerzo será más fácil producir variantes del trigo que sobrevivan óptimamente a los cambios ambientales. Además se podrán realizar cultivos más rendidores, con mayor calidad de nutrientes y sostenibles. Estadísticas señalan que actualmente 1/3 de la población lo tienen como sustento básico en la dieta.

Un estudio profundo al trigo

El estudio consiguió generar una especie de atlas sobre la manifestación genética del trigo. Igualmente, se determinó la presencia de redes de genes que están coordinados con los tejidos y etapas de desarrollo del cereal. Los detalles publicados en la revista especializada Science, señalan que se hizo un análisis de la “distribución y el contexto genómico de elementos codificantes y no codificantes a lo largo de los 21 cromosomas del trigo, correspondientes a sus tres subgenomas (A, B, y D)”. En total se cubrió el 94% del genoma.

Los genes evaluados fueron 107.891 en la variedad referencial tomada, que fue el Chinese Spring. Es el análisis más completo realizado hasta la fecha. Incluso se le cataloga como “colosal”, pues el vegetal posee un genoma superior al humano (cinco veces más largo) y un 85% de él contiene repeticiones. Una célula del trigo posee tres copias de sus genes. Perderse y confundirse es muy fácil.

Los métodos empleados, más la colaboración de todos los participantes, fue fundamental para superar la dura tarea. Ahora cuentan con una guía instructiva que les permitirá satisfacer una demanda en constante aumento. Las estimaciones señalan que es preciso elevar la cosecha anual de trigo hasta un 1,6%.

Ventajas para el medioambiente

Lo mejor del descubrimiento, además de elevarse las expectativas de cubrir la alimentación de los seres humanos, es que se podrá colaborar con la sanación del planeta. Producir más comida implica usar más parcelas para la agricultura, pero ahora es posible hallar la forma de elevar la productividad con la misma cantidad de terreno que ya es cultivado. El avance biológico parece tener ventajas y posibilidades ilimitadas. Sin duda, se trata de un hecho histórico.