Unas arañas podrían ayudar a acabar con la Xylella

Descubren a los posibles “depredadores” de la Xylella fastidiosa

Los estragos que ha causado la Xylella fastidiosa en Europa han sido cuantiosos. Los brotes de la enfermedad que afecta a los almendros, los olivos y la vid no han cesado y constituyen una amenaza para la agricultura. Sin embargo, surge ahora una esperanza para controlar o disminuir su presencia. Se trata de un depredador natural que se alimenta del vector que transmite el mal.

Recientemente, científicos del Instituto Nacional de Investigación Agraria y de la Universidad Complutense de Madrid, informaron que tras el análisis estomacal de ciertos artrópodos hallaron restos de insectos pertenecientes a la familia Philaenus spumarius, encargados de propagar la bacteria de un vegetal enfermo a uno sano.

Las arañas analizadas tenían restos del ADN de la popularmente conocida como “cigarra espumadora”, que traslada la Xylella fastidiosa a las plantas. Los especialistas aplicaron métodos moleculares en el estómago de unas 60 arañas que abundan durante la estación primaveral en los árboles de olivo en Madrid, muy cerca de donde hubo un brote de la bacteria (de Villarejo de Salvanés).

Hallazgos importantes sobre la Xylella fastidiosa

Los científicos aseguran que 6.34% de las arañas tuvieron ADN del vector, lo cual es “destacable”. Según la nota publicada en la revista especializada “Sustainability”, hay que considerar que durante la fecha de la muestra casi no había cigarras espumadoras, pues el clima no lo permitía. Es por ello que se considera elevada la cantidad de arañas que habían degustado los ejemplares. Igualmente, se garantizó la fiabilidad del experimento.

Además de los hallazgos sobre el enemigo, también la técnica empleada permite otros avances al respecto. A los investigadores se les hacía difícil detectar al vector cuando no estaba en su periodo adulto. Se debe a que cuando están chicos, se parecen a otros insectos. Pero ahora, gracias a la nueva técnica molecular desarrollada, es posible identificarlos cuando no están maduros. Esto favorecerás las labores que se aplican en áreas sometidas a cuarentena.

Alternativa natural

Contar con una opción natural y eficaz para combatir la llamada “ébola del olivo” es un gran alivio. Actualmente las únicas acciones contra el vector era aplicar químicos para su eliminación, pero estas sustancias resultan perjudiciales ecológicamente. Incluso, se ha determinado que lo productos son dañinos para los humanos.

Desde que apreció en Europa la Xylella fastidiosa, específicamente en Italia en 2013, se han perdido miles de hectáreas de cultivos. El golpe monetario y ambiental es elevado. La única solución al aparecer el mal es cortar los árboles enfermos y todas las plantas que se encuentren hasta unos 100 metros del lugar. Una solución drástica y sin sustitutos hasta la fecha. Por ello, encontrar mecanismos de prevención es esencial.