Aumento de los cupos y flexibilidad es lo que pide el sector pesquero

El sector pesquero español está a la expectativa. Hasta ahora sólo han sido negociaciones, pero todo apunta a que habrá flexibilidad y aumento de los cupos de pesca. Al menos así lo informó recientemente el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El órgano ministerial ha sostenido encuentros con otras naciones para evaluar las normas establecidas. Las acciones surgieron tras los reclamos de los navíos de Asturias, quienes aspiran poder aplicar métodos que les permitan mantener sus faenas con el tiempo.

Portugal y Francia son algunos de los países con los que el ministerio ha conversado. Éstos poseen varias cuotas de interés como es el caso de la merluza, la xarda y el chicharro. La idea es llegar a acuerdos previos mientras se ajusta el reglamento que rige el Noroeste Cantábrico.

El sector pesquero solicita más que negociaciones

Este 2018 España posee una cuota admisible de captura (TAC) de casi 31 mil toneladas de caballa (xarda). La cifra representa un 20% menos de lo permitido en 2017. La sobrepesca efectuada entre 2009 y 2010 fue detonante para el establecimiento de esta medida.

Está visto que el trabajo por hacer en el área pesquera es arduo. El capital es escaso, pero el secreto está en la adaptación, según han dicho los funcionarios.

La negociación no es el único paso que se ha dado en beneficio del sector. El Ejecutivo informó que efectúan investigaciones, con el apoyo de universidades, para analizar aspectos como la dependencia por modalidad de pesca de las distintas flotas.

En busca de más oportunidades

Ampliar las oportunidades de los pescadores artesanales, y mejorar su agilidad y adaptación a la realidad, son parte de las propuestas asumidas por el Ministerio. Dimas García, presidente de las Cofradías de Asturias, dijo que tienen muchísimas carencias y espera que las promesas se cumplan.

Entre otras acciones concretas, la titular del ministerio Isabel García Tejerina ha informado a diversos medios de comunicación, la iniciativa de poner en marcha un “Registro Nacional de Posibilidades de Pesca”. El texto que será llevado a consulta, pretende elaborar un registro de diferentes datos sobre la actividad pesquera, a fin de regular los canjes entre navíos españoles.

El objetivo sería igualar las posibilidades de los buques con banderas de España, para hacer frente a las quejas. Los asturianos, por ejemplo, protestan porque los vascos reciben mejores cuotas. Aprovechar lo que se obtiene de forma justa es la meta, dijo García. Las informaciones obtenidas en las consultas serían digitalizadas y se prevé que sean de carácter público.

Lo que ha quedado claro hasta ahora, es que la pesca de xarda iniciará el próximo 5 de marzo y culminará el 31 de diciembre.

Mientras se toman otras decisiones, las peticiones salen a flote. Entre las demandas expuestas se halla la elaboración de estudios para determinar las mejores temporadas de veda. Particularmente en Asturias insisten en revisar la situación de los armaderos, quienes aparentemente no disfrutan de compensaciones por la reducción de cuotas. No obstante, la mayor “suplica” es la flexibilidad para que exista garantía de futuro en esta importante actividad.