Se reducen exportaciones de aceituna negra a EEUU

Las exportaciones de aceituna negra a EE.UU. han bajado más del 40%

Estados Unidos se mantiene firme en el cobro de aranceles a las importaciones de aceituna negra española. El pago del 34,75% correspondiente a los procedimientos antidumping y antisubvención colocan un cerco a las negociaciones. Situación que sólo podría ser reevaluada en un año, según ha recalcado el Secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross.

Según la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa, Asemesa, los impuestos se imponen por cinco años prorrogables por otros cinco. Cuestionan el modelo de ayudas de la Política Agraria Común (PAC) y sacan a la aceituna española del mercado americano. Además crean un precedente para otros productos agrícolas de la Unión Europea.

Sevilla es una de las provincias mayormente afectadas con la imposición de las medidas. Está signada por la alta tasa de desempleo y dependencia de las exportaciones de aceitunas negras. En este sentido, la ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, Reyes Maroto, exhortó a EEUU a revisar la decisión de los aranceles.

Daños a la industria californiana

La imposición de derechos antidumping y compensaciones por las subvenciones responden al “daño ocasionado por las importaciones desde España a la industria californiana”. La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos ha expuesto que la entrada del producto representa una “amenaza” para las empresas americanas.

El argumento es que España ofrece su producto a un precio inferior al que se vende en EEUU, esto gracias a las subvenciones agrícolas de la UE. Desde la publicación de los últimos aranceles en el mes de julio las autoridades españolas tratan de persuadir a las autoridades americanas. Exponen que se trata de una posición injustificada. Mientras, crece el abismo en el sector aceitunero español.

Asemesa defiende intereses del sector

El Secretario General de Asemesa, Antonio de Mora, ha denunciado desde comienzos de año la agresividad de las investigaciones e imposiciones. Productores y empresarios españoles han tenido que redoblar esfuerzos para cumplir con las medidas, pero se encuentran al borde de la indefensión. La Asociación insiste en que el margen de dumping calculado no es compatible con la norma de la Organización Mundial de Comercio. De frenarse definitivamente las exportaciones de la aceituna negra de España a Estados Unidos, el país dejaría de percibir cerca de 70 millones de euros. Además se dibujaría un futuro incierto para otros sectores europeos.

Los efectos negativos de la medida estadounidense ya se han venido sintiendo. Según datos suministrados por el Departamento de Aduanas de Estados Unidos, en los primeros meses de este año (hasta mayo), las exportaciones han descendido cerca de un 41% con respecto al mismo período de 2017. De 12,1 millones de kilos, pasó a 7.2. De allí que Asemesa insiste en llevar el caso a la OMC (Organización Mundial del Comercio.)