Descartan riesgos del glifosato en cantidades actuales

Analizan residuos del glifosato en piensos y alimentos y descartan su toxicidad

Su empleo sigue generando controversia, pues hay quienes aseguran su peligrosidad. Sin embargo, la máxima Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa) dio su veredicto. Las dosis actuales de glifosato no son dañinas para los animales ni para los humanos. Los datos analizados fueron aportados por todos los integrantes de la Unión Europea (UE).

El ente estudió los residuos del pesticida en piensos y alimentos. El parámetro fue el límite legal autorizado de los restos del glifosato que pueden estar presentes en las cosechas. Al parecer, los científicos de la Efsa no encontraron evidencias de que ese nivel perjudique la salud del ganado ni de los consumidores.

Colectivos como “El Huerto del Pozo” han manifestado su descontento. Y piden a las autoridades que se prohíba el empleo del herbicida. Insisten en los riesgos de toxicidad para los seres humanos y para el ambiente. Incluso, realizan campañas para eliminar su uso. No obstante, vale recordar que la Comisión Europea permitió su empleo por cinco años más, a partir de diciembre de 2017. Las peticiones de prohibición quedan en el vacío.

¿Animales seguros con glifosato?

Además de un informe sobre las consecuencias del glifosato en humanos, la Efsa elaboró otro escrito especialmente sobre su efecto en los animales. Basados en revisiones del “Límite Máximo de Residuos” (LMR) se estudiaron piensos regionales e importados. El resultado fue que los pollos, ovejas, caballos, cerdos y ganado vacuno estaban fuera de peligro.

Todo indica que mientras se respeten las cantidades legales de aplicación del producto no hay problemas. Los actuales LMR legalizados para alimentos y piensos están avalados científicamente. La dosificación se tomó tras examinar los componentes de la sustancia activa y su empleo en el campo. Esto incluye todos sus usos para garantizar la más baja exposición posible al consumidor.

Otras agencias europeas también han avalado el empleo controlado del glifosato. Así como autoridades de países como Estados Unidos, Japón, Canadá, Nueva Zelanda y Australia.

Accionar

La Asociación de Empresarios para la Protección de las Plantas (Aepla) ha explicado, frente a declaraciones como las de “El Huerto del Pozo”, que el herbicida es eficaz y de amplio espectro. El químico traba una vía del metabolismo de las plantas que no existe en humanos y animales, por lo que su toxicidad es baja.

Los suelos absorben la sustancia de forma rápida y se descompone con igual rapidez en elementos no tóxicos. Esta propiedad hace que las posibilidades de que se contaminen las aguas u otros organismos fuera de su alcance sean menores. Su riesgo ya se ha analizado en el campo real de acción y de allí las garantías que ofrecen las autoridades reguladoras.