Más calor,. más plagas para los cultivos

El hábitat de las plantas y la producción de cultivos se ve afectada por el calentamiento

Mientras muchas naciones, especialmente las más industrializadas, no se tomen en serio los destrozos que acarrea el cambio climático, el panorama seguirá siendo oscuro. Recientemente, en una reunión realizada en Roma, Italia, se abordó el futuro de los cultivos de cara al aumento de las temperaturas. Ante esta situación, la proliferación de plagas es inminente.

Especialistas señalaron que las modificaciones del clima, tras la emisión de gases, incrementan las poblaciones de insectos que amenazan los sembradíos. No sólo en Europa, sino en el resto del mundo. Datos actuales indican que ya hay pérdidas considerables en la cosecha de alimentos a causa de los bichos que enferman a las plantas. Por ejemplo, una baja de 14% en la producción de arroz y 8% en la de maíz. De haber más calor se estima un 2% más de pérdidas solo en esos rubros.

Casos puntuales de daños a los cultivos

Ya el ecosistema terrestre está alterado. Y desde hace mucho se ha visto un alza en las comunidades de insectos que dañan plantaciones agrícolas. Atraído por el clima llegó a España el picudo rojo de Asia. Este bicho, científicamente llamado Rhynchophorus ferrugineus, ataca a las palmeras. Erradicarlo se ha vuelto una tarea imposible ante las alzas de temperatura.

Similar situación se vive con las arañas rojas que atentan significativamente contra los cultivos de cítricos españoles. Investigadores aseguran que de seguir elevándose la temperatura en el globo, su incidencia será mucho mayor. Ni hablar de los parásitos u otros organismos que también se benefician del cambio climático.

Tarea pendiente

La diferencia entre el caos y el control moderado de la situación pareciera depender de 0,5 grados. El Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático elaboró un reporte, En él exponen los mecanismos para limitar a 1,5 grados el alza de la temperatura mundial. A su juicio, no llegar al 2% podría evitar desastres. 

Evidentemente, que se produzca un incremento ya es perjudicial para las plantas e insectos. Pero con medio grado menos el impacto sería menos aterrador. Tras estudiar 105 mil especies, los científicos indicaron que 8% de los vegetales y 6% de los insectos perderían su hábitat al experimentar 1,5 grados más de calor. Ahora, si sube 2 grados la afectación sería de 18% para los insectos y 16% para las plantas.

En general, aunque los números no son precisos, se dice que gracias a las plagas se pierde 10% de los alimentos en el planeta. La cifra es por demás preocupante ante el panorama anunciado. Es por ello, que durante la conferencia en Roma se hizo un llamado a seguir analizando el comportamiento de las plagas. Además de ofrecer opciones para las naciones con alto riesgo.