Agencia Única de Fitosanitarios garantizaría la competitividad del sector Agrícola en España

La propuesta de creación de una Agencia Única de Fitosanitarios dio un paso al frente al contar con el respaldo del Congreso Español. Recientemente el Grupo Ciudadanos presentó los pro de la iniciativa, ante la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja, obteniendo el consentimiento de buena parte de los participantes. No obstante, el Grupo Mixto, ERC y Podemos se opusieron alegando una supuesta “injerencia en competencias autonómicas”.

Con 12 votos a favor  se aprobó la Proposición No de Ley (PNL) que insta a la creación de la Agencia Única de Evaluación de Productos Fitosanitarios. Con esto se unifica y optimiza la tarea hecha hasta este momento por los Ministerios de Sanidad, Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Servicios Sociales e Igualdad. De concretarse los lienamientos, separarían la evaluación y control del trabajo administrativo.

Darle celeridad al registro y aprobación de los productos, garantizar criterios únicos de evaluación y repartir acertadamente las competencias, son parte de los objetivos de la Agencia.

A la cabeza en el registro de productos fitosanitarios

Con la creación de la Agencia Única, España podría seguir el ejemplo de Francia, Alemania y Reino Unido, líderes en el registro de productos Fitosanitarios. Pese al enorme potencial agrario, es hoy uno de los países más lentos en el proceso, demorando hasta seis años en la inscripción. Algo que podría hacerse en tres años o menos, como en otros países comunitarios.

El director general de La Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), Carlos Palomar, agradeció el apoyo de los diputados y reiteró a los ministerios el ofrecimiento de ayuda para la consolidación del sistema. “Compete al Gobierno fomentar la competitividad e innovación en el sector agrícola”, fue lo que dijo según lo reseñado en varios diarios y portales web.

Por su parte, el diputado del Partido Popular, Juan Vicente Pérez, reconoció la necesidad de agilizar la carga administrativa. Apoyó la propuesta de simplificación de la gestión, para así contar con mayor disponibilidad de productos que hagan frente a las plagas.

Beneficios económicos

Al mejorar la administración, y los lapsos de registro y  control, no sólo se eliminan procesos burocráticos, sino que mejora  la economía. La Agencia podría crear un sistema de autofinanciamiento y cobrar por los dossieres en estudio, reduciendo los costes para la administración.

Además, al ser creada la Agencia Única de Fitosanitarios, España no correría el riesgo de perder a su masa innovadora y productiva. Las solicitudes de las empresas no se irían a otros estados miembros. Por el contrario, avanzaría en el campo de la investigación y sanidad vegetal. Asimismo, fomentaría nuevos puestos de trabajo y un personal cada vez más calificado.

La evaluación eficaz y eficiente de productos fitosanitarios en España garantizaría en primer orden la sanidad de los cultivos, así como la preservación del medio ambiente y de la salud humana, promoviendo un uso sostenible de los fitosanitarios.