Lo que el Brexit podría hacerle a los cultivos

Advierten sobre posibles consecuencias del Brexit en el sector agroalimentario

Recientemente, los representantes de la Cooperativa Cajamar presentaron un informe elaborado por el departamento de Servicio de Análisis Agroalimentario, en el que advierten algunas de las secuelas que podría dejar el Brexit al cultivo de frutos y huertos.

Bajo el título “Brexit y sector agroalimentario: dónde estamos y hacia dónde vamos”, el documento elaborado por la consultora Thoffood, reveló detalles importantes sobre los parámetros que regirán las relaciones entre la Unión Europea y Reino Unido, uno de los destinos principales de la horticultura almeriense, gracias a los convenios de comercialización y distribución existentes.

Entre las supuestas consecuencias del Brexit en la actividad agrícola destaca la merma de la agilidad de los procesos aduaneros, debido a la reinstauración de estas oficinas. Hoy en día, gracias al mercado único, las alhóndigas almerienses y las cooperativas pueden preparar una unidad de transporte con cualquier tipo de hortaliza en Almería y llevarlo hasta el Reino Unido sin la más mínima necesidad de detenerse para cumplir trámites burocráticos, sino para garantizar el descanso del conductor.

Con el Brexit cambiaría ese panorama, puesto que se deberán efectuar paradas en la frontera, formular certificados y someter a inspección determinados documentos, lo que representa una pérdida de tiempo valiosa y una jornada de trabajo más laboriosa.

Efectos adyacentes del Brexit

En la documentación divulgada por Cajamar también se plantean los efectos adyacentes del Brexit en la presupuestación comunitaria, debido a que el Reino Unido representa un contribuyente neto al presupuesto de la Unión Europea.

Sobre la PAC (Política Agraria Común) su papel se vuelve relativo, ya que hablando de costos netos, su aporte se traduce sólo en 5% de los recursos o fondos propuestos para el área de la agricultura. Se asume entonces que de cada euro que el Reino Unido pueda aportar al presupuesto comunitario, se restituyen 0,57 céntimos al área agraria, lo que quiere decir, que más de la mitad de la renta de quien se dedica a la agricultura en tierras británicas, proviene de las contribuciones europeas.

A manera de conclusión, en el informe se alega que a la Unión Europea se le hará complicado mantener los recursos destinados a la agricultura.

Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar, señaló que el área hortícola de Almería reafirmó su condición de referencia a escala internacional y nacional, y que se encuentra sustentada en la capacidad que tienen para adaptarse al mercado, a la innovación y mejoramiento de sus productos, y la incorporación de nuevos equipos tecnológicos.

Subrayó que el reto principal del sector en España es el agua. Indicó que se hace necesario reflexionar en relación a las carencias del modelo que manejan, el cual resulta ineficiente para solucionar los inconvenientes que suelen presentarse con el suministro del vital líquido para el cumplimiento de las labores del campo.