Nuevos financiamientos para siembra de remolacha

Otorgarán financiamientos a los productores de remolacha de Castilla y León

Los productores de remolacha ya pueden solicitar sus ayudas para la PAC si desean acogerse a las medidas agroambientales, como parte del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020. Así lo informó en su portal web la Consejería de Agricultura y Ganadería de la zona, quien estableció el plazo de solicitudes hasta el 25 de octubre.

Estos financiamientos son los terceros en convocarse para el sector agroambiental y los cuartos para la llamada agricultura ecológica, que también figura en el plan. Las adjudicaciones serán priorizadas según los proyectos de la junta orientados en sus programas, como por ejemplo las explotaciones dentro de la “Red Natura 2000”.

Para los remolacheros de Castilla y León se tiene prevista una cantidad de hasta 10 millones de euros. Las peticiones que resulten aprobadas recibirían el beneficio en la PAC 2019. Estas ayudas aplican solo para los trabajadores del campo que no tengan un contrato previo de incorporación con el organismo. Este nuevo contrato tendrá una vigencia de cinco años.

Ayudas para la siembra de remolacha. Algunos requisitos

Los sembradores de remolacha azucarera, al igual que otros productos que recibirán las ayudas, deben cumplir en sus cultivos con los principios de sostenibilidad agroindustrial. Se valorará la productividad integrada a la práctica sostenible en los humedales de Villafáfila y La Nava. Y las plantaciones fijas en paisajes singulares.

Entre las exigencias a los agricultores destaca la rotación obligatoria de los cultivos. Asimismo, deben recibir asesoría técnica en materia de fitosanitarios, tratamientos, maquinarias, riego y formación agroambiental. Tendrán que asistir a dos jornadas formativas organizadas por las autoridades. Y realizar estudios constantes de los suelos para determinar el abonado que requieren.

Otra particularidad con la que los productores deberán cumplir, es con la siembra de proteaginosas, leguminosas y crucíferas en las rotaciones. La idea es que cuando culmine el periodo se alcance toda la superficie. De igual manera, deberán comprometerse a abonar en verde en las áreas vulnerables por nitratos. Esto se consigue más fácilmente si se da cumplimiento al parámetro anterior, de enterrar proteaginosas, leguminosas y crucíferas.

Superficie primable

Para recibir la ayuda agroambiental para la siembra del vegetal, la superficie primable mínima será de 05, has. Mientras tanto, la tolerancia anual deberá situarse entre 80 y 120% de la superficie del contrato. La diferencia entre dos años consecutivos no deberá ser superior al 20%. En relación a la cuantía, estará directamente relacionada con el tamaño de la explotación. Cuando sea menor o igual a 60 hectáreas, se cobrará el 100% del beneficio económico recibido.