En Andalucía se encuentra la superficie de olivar más grande de España

La superficie de explotación agrícola en España, la ubica desde hace algunos años en los primeros puestos de los países de la Unión Europea. Gracias a un informe publicado este 2018 por el Fondo Español de Garantía Agraria, se ha obtenido un perfil de la actividad en las principales regiones ibéricas. Los datos responden a las solicitudes de la Política Agraria Común (PAC).

En Andalucía la superficie cultivada de olivar es la más grande de España. Posee 1,4 millones de hectáreas de los 2,1 millones existentes en la nación. Igualmente, son líderes en la siembra de trigo duro, con un 60% (236.249 has) del total español. Además, destacan en el terreno dedicado a las leguminosas de grano para el consumo humano (50.074 hectáreas). Otros rubros de importancia son arroz (39.748 has), algodón (65.008 has), plantas aromáticas (7.855 has) y frutas de cáscara (150.016 has).

Las cifras también dan cuenta de Castilla y León. En sus provincias predomina el suelo cultivado con trigo blando, pues congrega casi el 50% de la existencia global. En la zona hay 870.000 hectáreas de este cereal. Otro alimento al que dedican mucho espacio es al maíz. Allí hay una superficie de 102.504 has. En igual valor están el centeno (103.714 has), la remolacha (24.828 has), las oleaginosas (308.100 has) y las leguminosas para consumo animal (286.011 has).

Actividad agrícola en otras regiones de España

La comunidad de Castilla La Mancha se destaca por la producción de cebada. Los sembradíos del cereal son los más relevantes de España, con 771.029 hectáreas de las 2,5 millones del país europeo. Le sigue la avena con 178.724 has de las 635.842 cultivados globalmente. Asimismo, son relevantes los suelos sembrados con proteaginosas (53.827 has) y los viñedos (382.331 has). Estos últimos representan aproximadamente la mitad de existentes en el país.

Las tierras aragonesas han ido aumentando significativamente su producción agrícola. Solo el año pasado crecieron un 5% respecto al 2016, al percibir unos 4 mil millones de euros por las explotaciones. La región destaca por la superficie dedicada a la siembra y cosecha de frutas. Actualmente cuentan con 39.357 hectáreas, cifra importante para el número global de 169.200 has dedicado al rubro.

Por su parte, en la población de Extremadura, tradicionalmente agrícola secular, son pocos los productos que se obtienen de la tierra. Sin embargo, allí se ubica casi toda la siembra de tabaco que se da en España, al poseer 8.227 has. Con gran parte de sus áreas naturales intactas, otros rubros cultivados son carbón vegetal, corcho y aceitunas.

Comunidad valenciana

La agricultura de la Comunidad valenciana está en proceso evolutivo, sobre todo la destinada al renglón ecológico. Pero más allá de los alimentos que cosechan con esas particulares características sobresalen los cítricos. Las tierras dedicadas a este apartado (82.508 has) representan el 45% del total globalizado español (179.266 hectáreas).