Lanzan estrategia de promoción del aceite de oliva español, con el respaldo de la UE

El nuevo programa de promoción del Aceite de Oliva de España fue presentado en la sede del Mapama (Madrid). Bajo el lema “Let’s Make a Tastier World”, y con el respaldo de la Unión Europea, el “Olive Oil World Tour” promoverá el consumo de este producto en los viajeros de Holanda, Reino Unido, España, Bélgica y Alemania.

Las acciones estipuladas se mantendrán durante los próximos tres años. En ese tiempo se estima que genere 3.800 millones de impactos, 500 millones de ellos en puertos europeos, aeropuesrtos y estaciones de trenes. Adicionalmente, se ejecutarán dos programas que van destinados a China, Taiwán, Japón y Estados Unidos.

Aceite de oliva en todo el mundo

Es la primera vez que se desarrolla una campaña de tanto impacto como esta, orientada a tres continentes. El objetivo principal es “invitar” a los turistas a descubrir las bondades del aceite de oliva. Asimismo, incentivar su utilización como un producto que ayuda a llevar un estilo de vida saludable.

El público meta son foodies y travellers de más de 25 años, con ingresos medios-altos. Los canales se comunicación serán los soportes de información de las aerolíneas, pero también se usará una estrategia online que llevará a los aceites de oliva hacia los móviles, perfiles de redes sociales y portales web, entre otros canales tecnológicos.

Como si fuera poco, se organizarán degustaciones en las zonas de embarque y se emplearán otros recursos como oleotecas, vídeos, infografías, música para iPad, áreas de wifi y hasta atracciones para los más pequeños. Las decoraciones de hubs turísticos, también se amoldarán a esta iniciativa.

Inversión y respaldo

La dotación financiera para este proyecto de la Interpersonal del Aceite de Oliva español, que agrupa cooperativas, almazaras, envasadores y exportadores, será de unos 19,2 millones de euros, según han reseñado diversos medios locales. La intención es destacar el producto como un referente mundial y dinamizar su demanda.

Un aliciente para la ejecución de este programa, es que casi el 70% de los aceites que se ingirieron en el mundo durante 2017, provinieron de olivares europeos. No obstante, el consumo por habitante es de unos 400 gramos, de acuerdo a cifras arrojadas por la Interprofesional. El enfoque es aumentar ese número.

La calidad, la seguridad alimentaria y la sostenibilidad con la que se llevan a cabo las labores de producción, son tres de los aspectos que se reforzarán durante la campaña. De igual modo, se resaltará su valor como uno de los ingredientes principales de la dieta mediterránea.